La representante de la Asociación Nacional de Padres de Familia (ANPF) en el Estado de Guanajuato, Teresa Castellanos, aseguró que los padres de familia están dispuestos al retorno a la actividad escolar, siempre y cuando ésta se dé de manera voluntaria y bajo un sistema híbrido.

Explicó que para esta organización, la decisión de las autoridades de retomar la actividad escolar, interrumpida desde el pasado 17 de marzo de 2020, mantiene a los padres de familia a la expectativa de una decisión final.

“Para nosotros el retorno a las clases debe ser voluntario y en sistema híbrido, en donde los padres de familia puedan ser capacitados por las autoridades educativas para aumentar su potencial, en el proceso educativo de los niños” dijo.

Teresa Castellanos señaló que si la actividad puede reiniciarse desde el próximo 30 de agosto, las autoridades educativas estatales deben aclarar las formas y condiciones en que se dará.

Recordó que el Estado de Guanajuato ya tiene la ventaja de haber iniciado una prueba piloto para garantizar un retorno en orden, donde los riesgos por contagios de Covid-19 sean mínimos.

“Las autoridades tienen que definir cómo sería el regreso, porque no puede ser igual como ocurría antes. A lo mejor puede ser por apellidos o unos alumnos una semana y otros, otra” afirmó.

Apuntó que el plan piloto ha dejado buenos resultados que se deben de tener en cuenta a la hora de la definición, debido a que de inicio sólo participaron 71 escuelas, la mayor parte de ellas públicas y a la fecha hay más de 2 mil 600 planteles educativos en la prueba piloto.

La representante de la ANPF en territorio estatal consideró que el retorno no puede ser obligatorio, debido a las actuales condiciones marcadas por la pandemia del Covid-19 y los riesgos que encierra, especialmente para los alumnos del nivel básico.

“Estamos hablando que son millones de niños y miles de escuelas, que deben de tener las condiciones adecuadas como los productos para la prevención, desde tapetes desinfectantes, hasta gel antibacterial, cobre bocas y la ventilación de las aulas” aseguró.

Consideró que otro aspecto a tener en cuenta, es el estado en que actualmente se encuentran los miles planteles escolares públicos, que han sufrido daños, ya sea por el paso del tiempo o bien por conductas consideradas como delictivas.

Recordó que, con base en información de la Secretaría de Educación de Guanajuato, cientos de ellos han sido afectados por robos de equipo y material, que tampoco han sido valorados.

Se espera que la ANPF se reúne con autoridades de la SEG, en los primeros días del mes de agosto para lograr los acuerdos y establecer los programas, que garanticen el retorno a la actividad escolar, de manera ordenada y segura.

ESCRIBE UN COMENTARIO