Hace alrededor de ocho meses el edificio en que se ubican las oficinas de Desarrollo Urbano, Ecología y Fomento Económico, carece de acciones de mantenimiento; “da mala imagen”, aquejan usuarios.
El mismo se localiza en las instalaciones del Centro Universitario de Vinculación con el Entorno (VEN), sobre el bulevar Raúl Bailleres.
Al mismo diariamente acuden decenas de personas que buscan empleo para realizar trámites de urbanización, empresarios y demás.
Empleados municipales señalaron que la problemática se originó hace casi un año, durante la pasada temporada de lluvias.
La primera semana de agosto del 2016 en algunos lugares de Silao la caída de agua rebasó el medio metro de altura ante encharcamientos. Tal situación provocó el desprendimiento de las rejillas que conforman el techo suspendido.
Los servidores públicos expusieron que transcurre el tiempo y el daño metros después de la puerta de acceso principal, no ha sido reparado.

RIESGOS
José Luis Gómez acudió meses atrás en busca de un empleo; este miércoles nuevamente acompañó a un primo y se encontró con la sorpresa que el edificio presenta las mismas condiciones.
“Ya tiene varios meses que vine y todavía está igual. Se ve un poco mal”, dijo.
Al dirigir la vista a ese punto se observan varios cables eléctricos que penden de las rejillas metálicas, así como conductos que parecen formar parte del sistema de ventilación.
“El problema es que si cae una lluvia sabemos que los cables pueden agarrar agua y hacer un corto (circuito). Hasta un incendio puede haber aquí porque hay muchos papeles y muebles”, expusó el ciudadano.
Antonia López, quien acompañaba también a una familia a la ventanilla de Desarrollo Urbano, lamentó que un detalle tan sencillo no sea cuidado por las autoridades. “No es algo de vida o muerte, pero sí se ve mal”, planteó.
“No sabemos si no lo han reportado o si no les han hecho caso, pero mientras tanto el tema sigue ahí y se ve fatal”, remató.

ESCRIBE UN COMENTARIO