Todos los mexicanos enfrentan actualmente la crisis por agua. Sin embargo, para los pescadores está representando un verdadero reto. Quienes trabajan en la Presa del Palote esperan que sea cuestión de tiempo para que llegue la temporada de lluvias y todo se normalice.

Rafael Paniagua Almanza se encarga de presidir “Pescadores y Palaperos de la Presa del Palote, SDRR” y refiere que ellos se encargaban de pescar mucho antes de que se fundara el Parque Metropolitano.

Todas las mañanas los pescadores madrugan para llegar a la llamada “Entrada de los pescadores”, suben a sus lanchas y comienzan a desplazarse por la presa para poder pescar. Se trata de un oficio muy antiguo que siguen realizando los leoneses, y que no es tan popular o conocido como sí lo es el del sector cuero-calzado.

Actualmente los pescadores han sabido sobrellevar la situación de la sequía, y tienen el anhelo y la esperanza de que la situación mejore.

Nos dedicamos a pescar en la zona de la presa. Ya estábamos organizados mucho antes, por eso, enfrentar la sequía es como cada año. Ahorita es un hecho que el agua está a un nivel muy bajo, y no está a un nivel muy óptimo, pero en otros años ha estado todavía más crítico… ¡pero claro que nos hace falta la lluvia!”.

Los pescadores trabajan todo el año, y como en todo trabajo, hay rachas. Por ejemplo, este año, con la cuaresma, salió muy poco pescado, siendo que es una época en la que se cree que se venderá mucho. Todo depende de la situación, pero sobre todo, de las condiciones climatológicas. Actualmente sale un 50 % de la pesca.

La situación es similar en muchos lagos y lagunas no solamente de León y Guanajuato, sino de varios puntos del país. Por ejemplo Cuitzeo y Yuriria se están secando.

ESCRIBE UN COMENTARIO