Se suspendieron los trabajos constructivos que se realizaban en la granja “La Aurora”, en el kilómetro 5 más 500, de la carretera Guanajuato-Silao, debido a que resultaron 25 árboles afectados y se invadió el arroyo.

El predio se ubica entre Las Teresas y el fraccionamiento Ex Hacienda de Santa Teresa, a la altura de una empresa gasera.

El presidente municipal de Guanajuato, Alejandro Navarro Saldaña, aseguró que nadie puede estar por encima de la ley y, por lo tanto, no hay ni habrá influyentismo en su Administración.

“Nos dimos cuenta de una tala clandestina de árboles, de una obra que se está haciendo para desviar el cauce del arroyo».

“Esta obra no tiene permiso y lo que ayer hizo la Dirección de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial fue clausurar”, manifestó el Alcalde durante un recorrido por el sitio donde se cometió la falta.

Por ello, aseguró que “mantendremos nuestra política de nadie por encima de la ley, no vamos a torcer el brazo ni vamos a darle favoritismo a nadie. Yo desconozco de quién sea el terreno, pero todos somos iguales aquí en Guanajuato”, reiteró.

“Se ocasionaron daños a especies arbóreas, siendo 25 árboles afectados”, precisó el personal de la Dirección de Ecología y Medio Ambiente y del área de Imagen Urbana y Gestión del Centro Histórico.

En el lugar se descubrió que se construía un muro de mamposteo de aproximadamente 110 metros de diámetro y se colocaba un cercado con postes de concreto y alambres de púas.

En la zona “hay un deterioro ecológico que amerita multas y tiene que mitigarse”, refirió por su parte el director general de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, Juan Carlos Delgado Zárate.

“Vamos a estar en permanente vigilancia”, aseguró, señalando que la obra se hizo en una cuenca de recarga y, por ende, la revisión de cualquier proyecto constructivo corresponde a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

También te puede interesar:  Cierra Festival del Agave

ESCRIBE UN COMENTARIO