Tras revelarse ayer que el director de Comunicación Social del Estado, Glen Villarreal, asignó un contrato por 10.4 millones de pesos a un sitio web del que forma parte, el funcionario admitió ser editor -presuntamente sin sueldo- del portal AltavozMx y dijo que seguirá siéndolo.

Sin embargo, no explicó cómo determinó adjudicar el convenio millonario a ese medio ni abordó el conflicto de interés de ser juez y parte al otorgar el contrato.

Villarreal expuso su postura en una ficha informativa, pues se rehusó a ser entrevistado.

El director de Comunicación Social estatal dijo que seguirá en el rol de editor de AltavozMx y otros sitios noticiosos, pues no implica una relación laboral, sino revisar los contenidos y alcances de las publicaciones.

El sitio al que Villarreal le otorgó el contrato millonario publica principalmente información favorable del Gobernador Samuel García y tiene al Estado como único anunciante.

«No existe relación de propiedad, trabajo o sociedad con Altavoz», afirmó en su texto.

«El rol de editor en una página de Facebook no tiene que ver con poder legal o propiedad», aseguró.

«El rol de editor permite revisar los alcances de las publicaciones, auditar contenido publicitario antes que se publique y conocer el engagement (impacto en la audiencia) real», agregó.

EL NORTE informó ayer que Villarreal aparece como editor en el perfil de Facebook de AltavozMx, un sitio creado en el 2016 al que el propio funcionario le otorgó en marzo de este año un contrato por casi un millón de pesos mensuales, durante 10 meses.

En el contrato, el portal se compromete a dar una «cobertura 360» de la Administración estatal con notas, entrevistas, menciones, encuestas, infografías y gráficos animados.

Según Villarreal la función de editor en medios contratados por el Gobierno no implica una relación de trabajo.

«No significa que trabaje para ellos ni establece que tenga propiedad o sociedad». expuso.

«Decir que me autoasigné un contrato, usando como evidencia un rol de Facebook, es una masiva desinformación».

Sin embargo, no explicó cómo decidió otorgar a Altavoz, una empresa de alcance limitado, un contrato millonario por cobertura informativa.

Y, mientras que el Gobernador Samuel García no atendió la petición de entrevista para hablar sobre el tema, la Contralora, María Teresa Herrera Tello, sólo accedió a responder preguntas por escrito y se limitó a afirmar que se iniciará una investigación de la Unidad Anticorrupción.

«Una vez concluida (la investigación), se determina si hay o no alguna falta», escribió.

ESCRIBE UN COMENTARIO