Los hombres asesinados a balazos en una gasolinera localizada sobre la carretera lateral Villagrán a Celaya en el entronque a Torrecillas, no eran trabajadores del lugar, se precisó ayer lunes de parte de las autoridades.

Esto luego de que el pasado domingo, aproximadamente a las 07:00 de la noche, se suscitó una balacera en la estación de servicio ubicada en el tramo carretero que ya se mencionó, y donde dos masculinos jóvenes perdieron la vida bajo una lluvia de balas, la cual fue disparada por delincuentes armados que viajaban en un auto tipo sedán, mismo en el que huyeron.

Ahora se sabe que las víctimas, cuyas identidades se reservó la FGE, acababan de llegar a la gasolinera a bordo de un vehículo ligero, moto, y que trataron de pasar desapercibidos para salir caminando del negocio, pues ya los venían siguiendo los pistoleros de un sedán.

Que, cuando aquellos les dieron alcance, bajaron del carro y uno abrió fuego con arma larga contra las víctimas a las que abatió entre las bombas despachadoras, luego los hampones escaparon.

Inicialmente las autoridades presumían que los fallecidos eran un trabajador de la estación despachadora y un cliente que acababa de llegar en una moto. Sin embargo, ayer lunes se clarificó que los fallecidos no eran ni clientes, ni empleados, sino que llegaron en una motocicleta blanca, bajaron de ella -abandonándola en la zona de estacionamiento- y luego pretendieron salir caminando, pues sabían que les iban siguiendo los del carro que llegaron y sin más los acribillaron.

ESCRIBE UN COMENTARIO