El ex diputado local del PAN Francisco Solís Peón, conocido también como «Pancho Cachondo» o «diputable», murió a la edad de 54 años.

Su deceso fue confirmado por medio de un comunicado publicado en su cuenta oficial de Facebook. «Con profundo pesar informo del fallecimiento de Francisco Fernando Solís Peón, el buen Pancho», se lee.

Solís Peón fue suspendido por Acción Nacional en 2003 luego de una serie de escándalos que le valieron sus dos sobrenombres.

A pesar de ello, compañeros del partido al que perteneció lo despidieron e incluso admitieron sentirse tristes y echarlo de menos, entre ellos Federico Döring.

El senador del Partido Revolucionario Institucional, Jorge Carlos Ramírez Marín se sumó a los mensajes de despedida en redes sociales y recordó al fallecido como culto, original y único.

Entre antros… y el desnudo, Solís Peón causó polémica en más de una ocasión por exhibir sus salidas a antros de la Ciudad de México, donde se le podía ver bebiendo y bailando.

Para la bancada de Acción Nacional estos actos eran reprobables. Lo castigaron con 18 meses de suspensión y lo inhabilitaron por tres años.

El ahora «diputable» también dio de que hablar por supuestamente haber atendido una entrevista radiofónica en estado de ebriedad.

En 2002 se estrenó la película El crimen del padre Amaro, filme que inspiró al diputado para proponer eliminar el celibato de la Iglesia Católica.

La gota que derramó el vaso fue una fotografía en la que Solís Peón posó desnudo acompañado de una mujer semidesnuda, con sus genitales cubiertos solo por el logotipo del Partido Acción Nacional.

El entonces secretario general, Manuel Espino Barrientos lo calificó de grosero e irresponsable, e inició de manera inmediata su proceso de expulsión.

Pese a su salida del PAN, Solís Peón continuó su carrera política, aunque más alejado de los reflectores. Escribía para algunos diarios locales e intentó mantenerse como político en su natal Yucatán, pero sin mucho éxito.

ESCRIBE UN COMENTARIO