El Movimiento de Regeneración Nacional, Morena sabe que en la ciudad de León no ganarán en las próximas dos elecciones, debido a que no han hecho un buen trabajo en el Ayuntamiento y menos con su divisionismo.

Al parecer los cálculos de Ricardo Sheffield, quien tiene los hilos de las masas morenistas en la ciudad, su tirada es alcanzar cuatro regidurías en junio del 2021. Según los panistas bien informados.

Sheffield busca armar un equipo competitivo encabezado por el reconocido abogado Jorge Marcelino Trejo, arropado muy seguramente por la candidatura a una diputación federal en el quinto distrito, Bárbara Botello quien según los priistas y las cuentas de la ex alcaldesa, sus canicas más sólidas están en la zona de las Joyas, San Juan Bosco y colonias hacia la salida a San Francisco del Rincón. Y trae con qué competirle en un debate y en la calle a Éctor Jaime Ramírez Barba.

A Marcelino también lo arroparán los amigos de Sheffield, de quienes se espera que cuatro integrantes con tinte empresarial puedan competir por las primeras cuatro regidurías, las 6 diputaciones locales y 3 federales.

FELICES DEDAZOS

Por el lado de los panistas, los 21 diputados locales y 15 federales, además de 20 alcaldes azules, festejaron que Marko Cortés avala el dedazo para otros tres años más en el estatus quo, esto a pesar de que el 70% de los panistas piden elecciones internas democráticas.

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, reconoció que en Guanajuato no existen condiciones para realizar elecciones democráticas entre los panistas y que la decisión será tomada por los jefes de los panistas en los municipios y en el estatal, pues al final del día son ellos quienes conocen a sus militantes y sus agresivas expresiones en las campañas.

Sin embargo, los panistas quisieran ver en León un debate serio, con propuestas para mejorar la ciudad de parte de la senadora Alejandra Reynoso, la diputada federal Alejandra Gutiérrez, el empresario Juan Carlos Muñoz y del mismo síndico Cristian Cruz.

La realidad es que los panistas quedaron ariscos luego del pleitazo interno entre la finada Mayra Enriquez y el hoy diputado local Miguel Salim en 2012, por lo que no desean revivir viejas rencillas y lo mejor es enfriar los grupos otros tres años más. No vaya a ser que nuevamente pierdan la ciudad más panista.

ORDENAR LA SELVA

Los panistas locales y los amigos de Sheffield (morenistas) están con el Jesús en la boca pidiendo que sea Mario Delgado el próximo líder del partido a nivel nacional, con quien podrán tener elecciones más en calma, pues de llegar Porfirio Muñoz, el asesino del León y ordenador de todas las fieras de la selva, en Guanajuato habrá una guerra de declaraciones y publicidad negativa en las campañas que arrancan en marzo del 2021.

Con Porfirio en la nacional, Ernesto Prieto podría retomar el poder en Morena Guanajuato y hacer a un lado a toda la estructura de Ricardo Sheffield que busca competir con un modelo fifi azulado. Prieto lanzaría a todos sus seguidores a la lucha encarnizada por las regidurías de León, pues ni en sueños se les ve conquistando aquí una diputación local. Los panistas sudarán la gota gorda.

La depuración de los 36 candidatos a dirigir Morena será la próxima semana, y en la primera semana de octubre se realiza la segunda encuesta nacional para elegir al próximo domador de la selva, donde los gallos son Mario Delgado (impulsado por el canciller Marcelo Ebrar) y Porfirio Muñoz Ledo (impulsado por la secretaria del consejo político de Morena Bertha Luján).

ESCRIBE UN COMENTARIO