La asociación Ananda cuenta con 5 mil solicitudes de consumidores de cannabis que quieren ir a juicio para tener su propio cultivo para uso recreativo personal.

Actualmente los abogados de dicha asociación llevan en proceso 400 juicios, 200 solicitudes en juicio de nulidad y 200 casos para ingresar a la Comisión Federal contra Riesgo Sanitarios (Cofepris).

Estos juicios llevan un año aproximadamente y los consumidores esperan que se dé el fallo a su favor.

El presidente de dicha fundación, Jasiel Espinoza, señaló que legalmente les asiste la razón, por lo que esperan que en el corto plazo se dé la resolución.

Refirió que con la demanda se requieren más médicos especialistas en la cannabis, así como abogados conocedores en el tema.

Manifestó que el estigma y la falta de conocimiento sobre la marihuana ha provocado que no se ponga a consideración el debate de manera seria, analizando los cómos, pero también los alcances a los que se pueden llevar con la visión de negocio.

El experto consideró que la sociedad mexicana está preparada para la legalización de la marihuana, aunque reconoció que con esto no se acabaría la violencia, ya que los grupos criminales explorarían con otras drogas prohibidas o actividades para delinquir, en el mercado negro.

 

Monjas le entran al negocio

Una congregación de hermanas del Valle en Tijuana (Sisters of the Valley) se dedican al cultivo y comercialización de la cannabis y de sus derivados, incluso con la expansión a otros países.

La idea de negocio apareció hace 4 años, con la fundadora La Hermana Kete. 

Son conocidas popularmente como las Monjas Cannábicas, que acudieron al congreso CannaMexico World Summit 2019 desarrollado en su rancho San Cristóbal, con la misión de curar y empoderar a las mujeres con sus productos derivados de la marihuana que pronto podría apoyar a miles de personas enfermas en México.

Ellas llegaron para presentar su trabajo como activistas, científicas, voceras de un movimiento cannábico único en el mundo y como productoras de cannabidiol, la parte no psicoactiva de la marihuana.

Las hermanas citaron las bondades de la cannabis, que cura desde dolores de cabeza, inflamación, náuseas, cólicos, hasta dolores de cáncer.

ESCRIBE UN COMENTARIO