El segundo día de la renovación de Fierabonos no trajo sino largas filas y quejas en las taquillas del Estadio León, que sacó esta semana la venta de sus primeras entradas para el torneo Apertura 2017.
Luego de un largo primer día en la apertura de taquillas, los aficionados tomaron sus precauciones en el segundo de la semana para adquirir el abono, pues al ser la primera vez que el Club León realiza la modalidad, han existido fallas.
Y es que aunque el horario de taquilla está estipulado de 10:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, la afición se dio cita hasta casi la medianoche en la primera jornada para la renovación, debido a la lentitud en las filas y el sistema.
Pero ayer, la cosa no se movió, y siguieron existiendo aficionados formados por más de 5 horas.
Una larga fila, cual día de juego ante alguno de los equipos de mayor convocatoria, se dejó ver desde la taquilla y a plena caída de sol, hasta el Domo de La Feria, con constantes quejas.
La modalidad ha quedado a deber en eficiencia, debido principalmente a que las abonados tenían derecho a adquirir algunos extra, sin embargo, al no existir limitante, se excedían, impidiendo la agilización para los otros en la línea.
Eso, más la apertura de sólo 4 cajas, alentó el servicio.
A raíz de eso, el Club León modificó la dinámica, y al final terminaron con 4 abonos por persona, situación que no cambió mucho la velocidad del trámite.
Las filas continuaron por largas horas, en la instrucción de taquilla de permanecer abiertas hasta que se vaya el último de la fila, con corte a las 18:00 horas.

ESCRIBE UN COMENTARIO