“El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana y al hacerse habla, grita, llora y se desespera.” Federico García Lorca. Así define al teatro Cynthia Olivar nacida en Guadalajara, Jalisco.

Egresada de la Licenciatura de Artes Escénicas para la Expresión Teatral y con 26 años ha participado en varias puestas en escena. Sus primeros acercamientos al teatro fueron en la secundaria, luego en la preparatoria con el casting “La casa de Bernarda Alva” de Federico García Lorca en donde interpretó el personaje de Adela, y ganaron un festival presentándose en el teatro Rosas Moreno de Lagos de Moreno.

“Cuando estuve en ese teatro allá arriba. Yo dije de aquí nadie me va a bajar este es mi lugar. Le digo a mi familia que quiero estudiar teatro, mi papá al principio no aceptaba. pero al verme, finalmente cede.”

Durante su paso por la universidad metió castings en “Colisiones el incendio de las mariposas” después “Una mujer de tantas” que se presentó en el Teatro Galerías de Guadalajara. En la universidad formó parte del elenco “Las tremendas aventuras de la Capitana Gaspacho” o “Como los elefantes aprendieron a jugar a las canicas” donde interpretó a Mina Fan una chica obsesionada con el cine pero con complejos de ser niña. Uno de los personajes con repercusión en su carrera, la obra participó en el Festival Internacional de Teatro Universitario FITU (UNAM) ganando el primer lugar. A la par de la vida universitaria en donde veía todo más teórico, completó la enseñanza con la vida laboral haciendo teatro.

Fundó con su compañera Tere de La Tierra la compañía de teatro RedAct creando sus propias dramaturgias para llevarlas a escena “Inmoral” obra escrita por ellas la cual tuvo gran aceptación por el público y fue llevada hasta Bolivia con 5 temporadas. “Amo a todos los personajes, lo difícil que es interpretarlos y como me ayudan a crecer”.

Actualmente se encuentra en el Circo del Miedo en donde caracteriza a Isabela una niña que esta perdida en el umbral de las pesadillas y tiene que pasar ciertos retos para poder salir de ese mundo.

“La chica que estaba antes como Isabela es menor de edad y no podía estar en la gira. Improvisar es divertido y saludable, por las funciones que son todos los días, el hacerlo monótono no es buena idea en ocasiones los artistas son llamados de otro circo o se tienen que ir a su país, los actos circenses siempre están cambiando por eso se deben de improvisar escenas o pensando en cómo hacer el intro antes del acto. La idea es quedarse en el circo y ver como progresa”.

Por el momento se encuentra escribiendo su próxima obra: Brujas.

En palabras de la talentosa actriz tapatía el teatro es interpretar a un personaje es poesía, dramaturgia que se sale del papel para hacerse humana y se convierte en vida.

¡Que empiece el espectáculo!

ESCRIBE UN COMENTARIO