Los integrantes del Cuerpo de Bomberos Voluntarios recuerdan a Jorge Alberto Pérez Gaytán como un compañero comprometido por salvar vidas y como uno de los elementos que estaban mejor capacitados.

Coinciden en señalar: “Con la partida del compañero, sabemos que una rama del árbol se ha roto; sin embargo, su fuego arde para continuar dando luz a muchos bomberos voluntarios”.

Los elementos que integran el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Silao de la Victoria convinieron en mencionar que ‘El Vaca’, como se le conocía, llevaba años colaborando con el cuerpo de rescate como uno de los tantos voluntarios que a diario exponen sus propias vidas con el objetivo de salvar la de otras personas que tuvieron alguna incidencia.

Recuerdan a Pérez Gaytán como una persona que se entregaba en lo que era su pasión y como uno de los elementos que siempre estuvieron pendientes para cuando se presentaba alguna emergencia, ponerse el equipo y salir con la mentalidad de llegar a tiempo y salvar las vidas de personas que estaban en algún accidente carretero, incendio o cualquier otro tipo de riesgo.

Por otro lado, señalaron que, de forma repentina, la tarde del martes pasado familiares de ‘El Vaca’ llamaron al comandante de la corporación, Álvaro Maldonado, para informarle que Jorge Alberto había fallecido.

Tras la triste noticia, el comandante Álvaro Maldonado de inmediato se organizó con los integrantes del cuerpo de rescate y en seguida hicieron sonar las sirenas de las unidades en señal de la partida de uno de los integrantes.

Asimismo, a través de las redes sociales se hizo la invitación a la población para que quien quisiera acompañar a la familia a la misas de cuerpo presente, las cuales se efectuaron en la Parroquia de Santiago Apóstol.

Posteriormente, se dio paso a cargar el ataúd con los restos de ‘El Vaca’, a quien llevaron hasta el patio de la corporación en señal del último adiós, quien en todo momento arriesgo sin vida para salvar las de otras personas.

ESCRIBE UN COMENTARIO