Con el nuevo puente vial en el cruce con el bulevar Téllez Cruces, el libramiento Morelos consolida su carácter de vía rápida con ocho pasos a desnivel sobre un tramo de 18 kilómetros.

El viernes pasado se dio el banderazo de arranque de los trabajos del nuevo puente que se sumará a los ya en funciones:

Los dos distribuidores viales “Benito Juárez” y “Juan Pablo II”, así como puentes vehiculares en la Y Griega, Hidalgo, Ibarrilla, Madrazo, Las Torres, Vicente Valtierra y La Luz.

Una vez consumada la obra de Téllez Cruces, sólo quedaría pendiente de construir  el puente de Hilario Medina que por ahora está convertido en un crucero semaforizado.

Con datos hemerográficos se determina que el trazo de libramiento norte se realizó a finales de la década de los años setenta del siglo pasado.

En los años ochenta se extendió su  urbanización de los primeros tramos del “libramiento” que derivó los primeros cruces de alta intensidad vial como fueron Ibarrilla y Echeveste.

En la actualidad, el bulevar Morelos representa una vía clave para el progreso económico y social de León y faltan dos cruceros de alta densidad vial: Hilario Medina y Téllez Cruces.

El más reciente puente se entregó a finales del año pasado en la confluencia de Las Torres, a un costado de la Estación de Transferencia Maravillas.

En casi cuarenta años, la zona norte de León alcanzó un alto índice poblacional y, en ese lapso, alcanzó a comunidades rurales antes distantes de la cabecera municipal, como Los Castillos, Ibarrilla, Ojo de Agua, Alfaro y Otates -entre otras-.

La vía rápida representa una alternativa práctica y segura para la unión de las carreteras León-Silao y León-Lagos de Moreno.

ESCRIBE UN COMENTARIO