El baile es el acto de realizar una danza, en la cual una persona utiliza su cuerpo para realizar movimientos al compás o al ritmo de una música o melodía, con el fin de expresar un mensaje.

Para Zaira Pérez el gusto por el baile comenzó desde muy pequeña en donde descubrió una manera diferente y divertida de formar una gran experiencia de vida, pues pudo pasar momentos difíciles, sobre todo el poder aprender algo que le encanta que es bailar.

Zaira comenzó desde pequeña con el gusto por el baile “siempre me gustó bailar en fiestas, en todo evento que tuviera que estar moviéndome, de niña estuve practicando hawaiano y al paso del tiempo junto con mis primos empezamos a crear coreografías, siempre estuvimos en la tabla rítmica de la escuela, practicábamos todo el tiempo, en el recreo, en el catecismo hasta que escuchamos en la radio sobre una competencia de baile y entramos como equipo aunque era individual, el evento se realizó en la Gran Plaza en donde gané un tercer lugar fue desde ese momento que no solté el baile».

Para ella el impulso y soporte que le da su familia es importante para poder realizar todo lo que se propone. «Siempre tuve la idea de entrar a una academia de baile, pero no me había puesto a investigar sobre una, hasta que pase por una situación de depresión, toda mi familia habla conmigo y fue donde un tío me da la oportunidad de buscar alguna actividad para distraerme, de inmediato pensé en el baile» comentó.

Pérez pasó por una situación complicada ya que cerró la escuela donde ella practicaba.

“Tuve que dejar de bailar un buen tiempo, pues la academia donde bailaba tuvo que cerrar porque cambiarían la escuela a otro lugar, fue difícil porque tenía 2 años practicando consecutivamente, fue algo inesperado por lo cual sufrí desmayos, hasta incluso un ataque de estrés al grado de enchuecarse mis manos y todo el cuerpo, no pude controlar mis emociones que tenía, pues es muy difícil que yo me abra a los demás es por eso que se guardan en mí todas estas cosas y la única forma de expresar para mí es bailando” agregó.

Para ella el encontrar un gran equipo de baile fue importante ya que pudo encontrar un círculo seguro y familiar para poder seguir con su gusto y amor por el baile.

«Es una experiencia muy bonita, estar comprometida, es padre te sientes en otra familia como todo con altas y bajas, es un orgullo estar en un equipo de baile hemos tenido bastantes competencias en las que yo he participado en todas nos hemos traído los tres primeros lugares, es un orgullo inmenso el saber que somos de las mejores academias que hay aquí en León, es un orgullo increíble pertenecer a una academia tan grande, incluso antes de la pandemia nos escogieron en una competencia ya a nivel un poco mayor, una Internacional pasando primero por la Nacional, fuimos uno de los grupos seleccionados para ir a competir a nivel Nacional, pasa la pandemia y evidentemente esta participación se cancela y hasta la fecha no se ha vuelto a realizar, el saber que te contemplaron para una competencia tan grande es ya un completo orgullo». Puntualizó.

Para Zaira el apoyo a las mujeres en la actualidad ha ido creciendo aunque comenta falta más cosas por hacer  «sinceramente siento que hay más apoyo en la actualidad para nosotras, pues hace algunos años el apoyo a las mujeres no estaba tan marcado, poco a poco lo hemos logrado orgullosamente, pero considero que existe más apoyo a nosotras en la actualidad, aunque faltan muchas cosas por mejorar»

El consejo y motivación de Pérez para todas las mujeres es que sigan sus sueños, luchar por lo que se quiere y no darse por vendidas.

«No rendirse, la permanecía del querer es poder, es constancia, seguir y seguir luchando por lo que quieres, impulsarnos  a seguir logrando lo que queremos y alcanzar esos sueños que tanto deseamos” finalizó.

ESCRIBE UN COMENTARIO