Qué sería de los niños sin los juguetes, son objetos que forman parte de la infancia de los pequeños que hoy celebran su día; hoy en día hay quienes añoran esa etapa, y para recordar aquellos tiempos recurren a los bazares para reecontrarse con un pedazo de su vida.

A través del tiempo los juguetes han tenido una gran evolución, pero no pierden su esencia, en la actualidad hay adultos que darían miles de pesos por tener aquel objeto que le trajeron los Reyes Magos o les regalaron en alguna ocasión especial, para eso las tiendas de antigüedades guardan grandes sorpresas.

Ubicada en la calle 5 de febrero, una tienda de antigüedades tiene en sus entrañas juguetes que el tiempo han hecho verdaderos vestigios, unos más conservados que otros dan testimonio del gran cambio generacional, los materiales y durabilidad.

Desafortunadamente a lo largo de la historia también les han gustado las armas, querían espadas, últimamente también las metralletas, las bazookas, pero un niño sano siempre te pedirá algo de provecho” dijo Francisco, de la tienda de antigüedades, respecto al tema de la evolución de los juguetes.

El además coleccionista, mencionó que la gente mayor busca los juguetes antiguos como una forma de recordar su infancia, a su vez dio su perspectiva de cómo han cambiado las muñecas y juegos de niño, así mismo habló respecto a la estética y tendencias de los objetos de moda.

Las niñas quieren muñecas que hagan sus necesidades, que caminen, tomar un papel como si fueran madres…sobre todo la ingenuidad, antes era un caballito en el que podías mecerte y ahora quieres que te lleve y tu tener el control, ha sido una evolución muy drástica, recuerda que un niño ingenuo pequeño, hasta con una caja un pedazo de algo juega” platicó el propietario de la tienda.

Recuerda que comenzamos en la arcilla, en la roca, huesos de animales, y ahorita ya hay hasta con nanotecnología, a los niños los han hecho muy flojos, un niño pequeño te pide un teléfono, porque tiene juegos, tiene muchas cosas, ya nada más juega con él, no juega con los otros” mencionó Francisco.

Por otro lado, Francisco agregó que las muñecas de porcelana son muy solicitadas por las mujeres que desean recordar aquellos tiempos infantiles, “Porque como se las compraban para toda la vida, la cuidaban muchísimo, la protegían, ahorita las muñecas, las tiran porque son de plástico crean una consciencia más destructiva y los hombres se acuerdan de sus aros, caballitos, jugaban al general, a los indios” indicó el coleccionista que mostró una de sus piezas de los años 50, un carro alemán de pequeña escala, mismo que aún funciona y es de cuerda.

Quien hubiera pensado que aquello que dio gran felicidad a un niño, años más tarde tendría un valor mayor, objetos de culto que son tesoros de la vida para muchos.

ESCRIBE UN COMENTARIO