Diego Martínez/Agencia Reforma.- Después de 21 años como head coach en la NFL y siete en las filas de los Jefes de Kansas City por fin llegó el anillo de campeón a Andy Reid, quien reconoció que su éxito tiene mucho que ver México.

El nuevo campeón de la NFL no podía ocultar su felicidad, incluso ni el baño con agua helada le borró la sonrisa.

Los Jefes nunca bajaron los brazos, y demostraron que trabajando todo se puede lograr.

Reid, quien comenzó su carrera como entrenador en el colegial en 1982, recordó que el ascenso de los los Jefes de Kansas City inició tras su visita al Estadio Azteca en la Semana 11, donde derrotaron a los Cargadores de Los Ángeles, pues a partir de ese momento no volvieron a perder un partido en toda la campaña.

«Todo inició en esa visita, mucho tuvo que ver esa visita a México, logramos tener una gran química, a partir de ahí todo mejoró», comentó el coach que antes había perdido un Súper Tazón como mandamás de las Águilas de Filadelfia.

El corredor Damien Williams reconoció que su éxito se basó en siempre ir para adelante a pesar de que estuvieron con el marcador en contra.

«No nos detuvimos nunca, seguimos y confiábamos en nosotros, lo hicimos, no nos creían y lo logramos», dijo Williams.

ESCRIBE UN COMENTARIO