El Presidente de la Alianza de taxistas del estado, José Luis Guerrero, declaró que, en Salamanca, los taxis verdes dejan de trabajar a las 10 de la noche debido a la inseguridad de la ciudad.

Lo anterior comentó tras el atentado con un regalo bomba que se suscitó en un restaurante de alta gama en el bulevar Faja de Oro de Salamanca, el cual cobró la vida del dueño del establecimiento y de su gerente, y que dejó a cuatro trabajadores gravemente heridos.

“Son temas muy delicados para Salamanca, lo mismo vivimos en municipios pegados a Michoacán, han sufrido mucho de parte de la delincuencia organizada, se ha hecho lo que corresponde, se ha denunciado, pero no ha bastado. Hay muchos compañeros que dejan de trabajar desde las 10 de la noche, se convierten en pueblos desérticos por la inseguridad”.

Reconoció que, en la ciudad petrolera, no han disminuido los delitos como el asalto y la extorción a los comerciantes, esto a pesar de que se han realizado detenciones importantes por parte de la autoridad.

“Tenemos el problema desde que detuvieron a un líder de un grupo delictivo, pero nacieron otros líderes y la verdad está muy delicado la inseguridad. Salamanca, creo que debe de atenderse en tiempo y forma por el estado”, dijo el líder de los taxistas en el estado.

Añadió que se debe de atender a la ciudadanía en general de Salamanca para recuperar la vida nocturna y que se recuperen ciertos negocios y servicios que antes existían.

“Es un tema delicado que afecta mucho, en el gremio de los taxistas hay incertidumbre, psicosis, pánico, se le debe de atender a la población. Hacemos un llamado al Gobernador y a la Secretaria de Gobierno. Es lamentable lo que se está viviendo en Salamanca, ya hace tiempo desapareció la vida nocturna en la ciudad por la inseguridad”.

Comentó que la mayoría de los taxistas verdes no trabajan de noche y al parecer sólo son taxis privados los que dan servicio.

“En total, hay 740 taxis verdes en Salamanca, de los cuales, unos 400 aún están ligados a la alianza estatal, se trabaja desde muy temprano, pero luego de las 10 de la noche ya no hay vida nocturna. Se acabó desde hace tiempo. Está muy preocupante, hay quienes ya no trabajan los carros a razón del riesgo que implica andar en las colonias, entrar a las calles implica que les exijan cuotas, esta delicado”.

Lamentó que los taxistas y quienes venden flores o regalos ahora se verán afectados con la bomba al restaurante, con el riesgo de que desaparezca dicho mercado.

“Ahora llevar un regalo va a estar complicado, por no acatar indicaciones de los grupos delictivos, es muy delicado el tema”, concluyó.

ESCRIBE UN COMENTARIO