Con el protocolo de inauguración que se llevó a cabo el lunes por la mañana en la sala de conciertos Mateo Herrera inició la tercera edición del Festival Internacional de Violoncello León, por la noche se realizó un concierto a cargo del Dúo Shaw Magnussen.

Inauguran Festival

Durante la inauguración estuvieron presentes: Jaime Ruiz, director del Teatro del Bicentenario ‘Roberto Plasencia Saldaña’, Arturo Joel Padilla, director general del Forum Cultural y Cristina Ponce, directora del FIV León, además de los profesores que impartirán masterclasses a lo largo de la semana.

Jaime Ruiz, director del Teatro del Bicentenario Roberto Plasencia Saldaña, en su discurso hizo mención de la importancia del FIV León como un evento único en la ciudad que ofrece conciertos de primer nivel, además de encaminar la formación de los músicos de la región a través de masterclasses, charlas y talleres.

Alumnos nacionales e internacionales

En la tercera edición del festival, participarán alumnos de violoncello nacionales e internacionales; William Molina-Cestari, Santiago Cañón Valencia, Jacob Shaw, Roberto Gómez Argüelles y violoncellistas de la Academia Latinoamericana de Violoncello, serán los interpretes que ofrecen algunas clases magistrales y conciertos.

Concierto del Dúo Shaw Magnussen.

Los conciertos del Festival Internacional de Violoncello León iniciaron con la presentación del Dúo Shaw Magnussen, formado por Jacob Shaw y David Lau Magnussen, músicos prodigio que que en la Sala de conciertos Mateo Herrera realizaron un viaje sonoro por varias partes del mundo.

Obras de Ernest Bloch

El repertorio musical del dúo estuvo conformado por obras de Ernest Bloch, hasta la bravura y energía desbordante de la Rapsodia Húngara de David Popper, el dúo Shaw-Magnussen transmitió la complejidad y el colorido que cada compositor, influenciado por la herencia musical, histórica y cultural de su país, transfiere al instrumento.

También te puede interesar:  Fidel Nadal será parte de Motofiesta

Jacob Shaw se dirigió al público para compartir el origen de cada una de las piezas que interpretaron en la primera noche de conciertos, el programa musical incluyó la Sonata para piano y violoncello (Op. 36) de Edvard Grieg, las Cinco piezas en “tono popular” (Op. 102) de Robert Schumann y el hipnotizante sonido de Frangiz Alizade con la pieza Habil-Sajahy para violoncello y piano preparado.

Entre las interpretaciones destacadas de la noche se encontró las siete canciones populares españolas de Manuel de Falla que Shaw dedicó a un personaje entrañable para él: un profesor de guitarra que impartía clases en París y falleció recientemente.

Ambos músicos dieron un exquisito recital durante el que el público conformado por chicos y grandes no perdió la pista de las interpretaciones del dueto.

ESCRIBE UN COMENTARIO