Dando continuidad a las estrategias de la administración del alcalde Marco Antonio Padilla para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, en sesión ordinaria del Sistema Municipal para la igualdad entre mujeres y hombres se aprobó incluir el acoso callejero como falta administrativa en el Reglamento de Policía preventiva del municipio.

Esta aprobación tiene como objetivo prevenir la violencia y el hostigamiento que llegan a sufrir principalmente las mujeres a nivel municipal, estatal y nacional. Se definiría como acoso callejero, a las prácticas con connotación sexual explícita o implícita que ocurren con carácter unidireccional entre desconocidos en espacios públicos con el potencial de provocar malestar, y aunque no es un problema exclusivo del género femenino, afecta desproporcionadamente a la mujer.

Sonidos, comentarios con alguna connotación sexual explícita o implícita, piropos, presión con el cuerpo hacia otra persona, toma de fotografías o grabación de una persona o partes de su cuerpo sin su consentimiento, acercamientos intimidantes, persecuciones, exhibicionismo, masturbación en público entre otros estarían contemplados dentro de la falta administrativa.

 “Si no se aplica la ley no hay orden, si no hay orden no hay respeto, esta propuesta es una forma de prevenir la violencia, el hostigamiento y sobretodo prevenir a futuro que una jovencita crezca con inseguridad, que le afecte en la salud y en su estabilidad emocional” Resaltó el alcalde.

Así mismo en la reunión se destacó que el acoso callejero no distingue edad, género ni físico y se exhorta a la ciudadanía a no normalizar estas actitudes y acudir a las autoridades para generar una denuncia y poder prevenir un daño mayor.

ESCRIBE UN COMENTARIO