De nuevo ocurrió un homicidio en Villas de San Juan. Esta vez en la calle Rafael Chepe Álvarez. La situación se suma a otros casos de inseguridad que tienen que enfrentar a diario los vecinos de la colonia en cuestión.

Pese a que la zona de Villas de San Juan sí es patrullada por la Policía y a que hay un cuartel de la Guardia Nacional, los criminales no han tenido reparos en cometer sus acciones. Otro de los casos más sonados ocurridos en esa colonia fue el cadáver abandonado en la calle Antonio López Hernández y Mario «Capi» atrás de la biblioteca de la colonia.

Villas de San Juan se encuentra muy cerca de la colonia San Francisco, entre terrenos baldíos que algunos asaltantes aprovechan para esconderse. Aunque la inseguridad ya no es tan grave como hace unos años, todavía queda mucho por hacer por parte de las autoridades. Así lo señala Gerardo Martínez, comerciante de Villas:

“Tal vez los asesinatos en los que viene la Policía y el MP no son de diario, pero problemas como robos y asaltos es algo que siempre tenemos que enfrentar aquí. Yo creo que pasa en todas las colonias. Cuando menos se lo espera uno ya le arrebataron el celular o la bolsa”.

Otro de los problemas habituales son las pandillas que, de acuerdo con varios vecinos, no pertenecen a la colonia, sino que llegan de otros puntos de la ciudad. Además, faltan más áreas verdes y de convivencia para los niños y jóvenes. Un detalle más de ese problema es que están las casas abandonadas. Para María García Ruiz, esa es otra necesidad de la colonia:

“Hay muchos parques que están en muy mal estado, y áreas de convivencia es una necesidad de todas las colonias. Además, en las casas abandonadas nunca faltan las personas que se meten a drogarse. La Policía sí viene y si hace su chamba, pero nunca faltan los vagos que están en todos lados”.

ESCRIBE UN COMENTARIO