La crisis económica generada por la pandemia del Covid-19, en las diversas ramas industriales establecidas en el Estado de Guanajuato, ocasionó que se perdieran 41 mil empleos formales pese a una inversión estatal por un monto de 1 mil 886 millones de pesos para conservarlos.

De acuerdo con el Secretario Desarrollo Económico y Sustentable (SDES) del Gobierno del Estado, Mauricio Usabiaga Díaz Barriga, si bien se perdieron en este lapso unos 41 mil empleos, la inversión realizada permitió proteger otras 90 mil fuentes de trabajo.

Los sectores cuero-calzado y proveeduría, turismo, automotriz y de la construcción, han sido los más afectados por la crisis generada por la pandemia.

Díaz Barriga se reunió con los diputados del Congreso del Estado para analizar los planes y proyectos con los que esta instancia estatal ha hecho frente a la crisis generada por el covid, a través de una conferencia virtual.

Explicó que de los 41 mil empleos que se han perdido a la fecha, 12 mil corresponden al sector cuero, calzado y proveeduría, 11 mil al turismo, 11 mil al sector automotriz y otros 7 mil en el sector de la construcción.

“Los sectores productivos más afectados por el Covid-19 en el Estado de Guanajuato han sido el calzado, cuero y proveeduría, el turismo, el sector automotriz y el de la construcción que en total perdieron 41 mil empleos” dijo el funcionario.

Las ciudades que más se han visto afectadas con el cierre de fuentes de empleo se encuentran: León con 26 mil 495, Celaya con más de 5 mil Irapuato, con 4 mil 764, además de Guanajuato con 1 mil 803 puestos de trabajo.

Los empleos se perdieron, pese a una inversión de 1 mil 886 mil 550 millones de pesos, en 8 programas diferentes implementados por el Gobierno del Estado para hacer frente a la crisis generada por el Covid-19.

De los 1 mil 886 millones, 934 millones 656 mil pesos se destinaron a los programas: “Adelante con tu negocio” con 657 millones 437 mil pesos, “Adapta tu negocio” con 35 millones 80 mil pesos, “Conserva el empleo” con 163 millones 993 mil pesos; entre otros.

Los datos aportados por el funcionario fueron sólo en el plano formal, por lo que la diputada, Magdalena Rosales señaló que es necesario tomar en cuenta los empleos que se han perdido en el sector informal y en donde se emplean miles de guanajuatenses, que no son parte de las cifras oficiales.

Señaló que pese a todo y el complicado panorama, el estado de Guanajuato sigue siendo el lugar número 5 a nivel nacional y a la fecha cuenta con un 1 millón 100 mil trabajadores registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En el caso del turismo y la caída que afectó seriamente destinos como la ciudad de Guanajuato y San Miguel de Allende consideró que es necesario aprovechar el atractivo de estas ciudades y generar una inversión que logre potenciar el talento local.

El funcionario aseguró que Guanajuato puede crecer y competir con diversas naciones del mundo, siempre y cuando se logre retener el talento local, es decir que la gente preparada profesionalmente se quedé y laboré en la entidad y no irse trabajar al extranjero.

También se refirió a la forma en cómo la violencia e inseguridad han afectado a los cientos de miles de habitantes de los municipios, ubicados en la región Laja-Bajío, y precisó que en esa zona se han cerrado a la fecha 700 negocios pequeños y medianos.

En el último año en esta zona se han cerrado tiendas de abarrotes, locales y puestos de comida, talleres mecánicos, tortillerías y demás, por cuestiones relacionadas con la extorsión.

Finalmente informó que para el cierre de 2020 se espera una caída del 6.8 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) estatal y hasta en un 7 por ciento el empleo, dentro de la Población Económicamente Activa (PEA).

ESCRIBE UN COMENTARIO