El cadáver de un hombre que fue encontrado la mañana del viernes flotando en las aguas del Río Laja correspondencia al de una persona que estaba desaparecido desde hace varios días.

Pasadas las 11:00 de la mañana de antier, las autoridades fueron alertadas de que entre basura y piedras a la orilla del río Laja cercana a los terrenos de cultivo que pertenecen a Palmita de San Gabriel, había un cadáver flotando.

El reporte fue corroborado poco más tarde y desde ese momento el sitio del hallazgo quedó fuertemente custodiado, en ese momento sólo se sabía que el sitio cercano a tierras cultivables, es limítrofe entre los municipios de Celaya y de Cortázar, razón por la que al sitio también se presentó elementos de la policía celayense, aunque con posterioridad el caso quedó en manos de la jurisdicción de esta cabecera.

Luego que personal de Protección Civil del estado rescató los restos humanos del agua, y que el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense, continuaron las primeras investigaciones para aclarar la muerte de esta persona.

Por la noche del mismo viernes familiares del fallecido lo identificaron, pues entre otras señas particulares vestía un pantalón color café, misma prenda con la que fue visto por última vez hacia dos semanas, tiempo en el que fue reportado a la fiscalía como no localizado.

Ayer sábado, las autoridades ministeriales del estado, reservándose los datos personales de la víctima, confirmaron a los medios que la persona encontrada en las aguas del Laja el viernes correspondencia al mismo masculino que estaba desaparecido desde hace días y que sus familiares le destacado. No se muestran las causas de muerte o si el cuerpo presentó alguna huella de violencia.

ESCRIBE UN COMENTARIO