En México este viernes pasado se realizó un homenaje a los Médicos que cuidan de nuestra salud y va para ellos mi más amplio reconocimiento porque ha sido muy importante su aportación a nivel nacional.

El panorama en México es de una gran necesidad de médicos y sobre todo con especialidades. Esta ha sido una asignatura pendiente de varios sexenios en que se han descuidado la obligatoriedad de cubrir a todos los mexicanos de la salud que por ley nos corresponde y que necesariamente el Estado debe de cumplir; sin embargo, lamentablemente no es el caso y es por eso que sobre todo en este tiempo en que se nos ha venido encima la pandemia a nivel mundial y que México no ha sido la excepción, los Médicos y Médicas y todo el personal que los acompaña en su servicio de asistencia a los enfermos, están haciendo un esfuerzo heroico, exponiendo su vida porque no están cubiertos ni protegidos contra el contagio y ya se cuentan miles de Médicos y Médicas muertos porque en cada hospital del país se juegan la vida ante las grandes carencias que se tienen y que el gobierno de los tres niveles se empeñan en negar que existan.

Literalmente están trabajando con lo que tienen, inclusive ellos están poniendo de su misma bolsa los recursos necesarios para obtener sus trajes protectores para evitar contagios. También los familiares de los pacientes han tenido que aportar en los faltantes de medicinas y el instrumental requerido, así como para los niños y jóvenes, pues hay una carencia de medicamentos contra el cáncer.

Entendemos que no solamente en México, sino en todo el mundo hay ya millones de contagios y se ha pasado del millón de muertos.

En un país con tantos recursos económicos y materiales como Estados Unidos, resulta increíble que tenga el mayor número de contagios y muertes en el mundo, seguido de Brasil y la India, lamentablemente nuestro país ocupa el nada honroso cuarto lugar en contagios y muertes, nos acercamos peligrosamente ya a los 100,000 muertos. No hay que desconocer que cualquier descuido produce el terrible rebrote como en los países europeos en donde se  están tomando medidas drásticas.

Aquí en México se ha declarado que el Estado de Chihuahua, que según el semáforo estaba en color amarillo, ha regresado al color rojo, que significa alta peligrosidad y nos encontramos con que hay demasiados contagiados y muertos, y sobre todo que los hospitales están a tope. Hay otros estados que están en condiciones parecidas como Aguascalientes, Durango, Zacatecas y varios más. En la Ciudad de México la situación es alarmante y posiblemente se regrese también a tomar medidas radicales y se espera que la semana que entra la Jefa de Gobierno tome medidas diferentes.

Quisiéramos expresar una súplica atenta a toda la población para que utilicen en todo momento el cubre bocas, respeten la sana distancia, se laven las manos y usen el gel antibacterial para que protejan la salud de ustedes y la de sus seres queridos principalmente. Pero lamentablemente no sé qué está pasando en nuestro México, que contra todas las recomendaciones y contra todos los problemas la gente se está comportando de una forma irresponsable, especialmente la juventud, que sigue haciendo fiestas clandestinas y reuniones con numerosa presencia de invitados que no son más que caldo de cultivo para hacer un contagiadero, pues no utilizan ninguno de ellos las precauciones que son absolutamente necesarias y obligatorias.

Por eso pido desesperadamente en esta columna que todos los mexicanos hagamos un esfuerzo, aunque ya sabemos que estamos cansados de estar encerrados y aburridos de no salir de casa más que para lo necesario. Pero el momento exige que seamos responsables y cumplir los requerimientos que nos solicitan por parte de las autoridades.

Atentamente
Ing. Pedro Medina Hurtado

ESCRIBE UN COMENTARIO