Hablemos primeramente de lo más importante, que es la vida humana.

He hablado mucho desde hace 2 años que empezó la pandemia a la fecha, que se necesitaban aplicar vacunas y un poco más tarde que otros países se empezaron a vacunar en México, cuando ya ocupábamos el 4 lugar de contagiados después de Estados Unidos, la India y Brasil; pero eso ya es historia, lo que pasó es verdaderamente trágico.

El hecho es que las estadísticas a la fecha hablan de cerca de 600,000 mexicanos que han muerto por la pandemia en estos más de dos años y nos encontramos que el panorama de vacunación en México ha sido bastante irregular. Ciertamente que los países con más poder adquisitivo como Estados Unidos, por ejemplo, desarrollaron, fabricaron o invirtieron en vacunas por muchísimos millones de dosis y a nosotros nos estuvieron llegando a cuenta gotas de Cansino, AstraZeneca y Pfizer, y luego las demás marcas, algunas no reconocidas por la OMS, como la Sputnik, por ejemplo. Sin embargo, al principio se centró todo en vacunar a la gente mayor y los adultos a partir de los 18 años, buscando proteger los grupos más vulnerables como los de más de 65 años, llamados de la tercera edad y se iban aplicando sucesivamente las segundas y terceras vacunas, esta última como un refuerzo y desde fines del año pasado y este año una cuarta que se le llama nuevo refuerzo. Eso ha logrado que en esta última ola de contagios que estamos padeciendo y que empezó hace algunos meses llegando a tener 30,000 contagios diarios aproximadamente y ahora andamos en cerca de 20,000 y menos fallecidos y los que padecen la enfermedad tienen síntomas más leves.

Donde se ha fallado terriblemente es el porcentaje tan bajo de vacunación contra el Covid de niños pequeños hasta 16 años. En algún artículo publicamos que en México existen más de 30 millones con esas edades, pues bien, definitivamente se puede hablar que es un porcentaje muy bajo de vacunados y la mayor parte solamente con una vacuna.

El mismo Secretario de Salud Estatal, quien creemos que ha hecho una labor de coordinación poniendo todo su esfuerzo y los recursos que están a su alcance en el estado de Guanajuato, nos expresa que está coordinando de la mejor manera la vacunación física y nos ha explicado que solamente aplica las vacunas que manda la Federación.

Lo que lamentablemente es de todos conocido, es que las vacunas básicas como la Triple y las demás vacunas que en otros tiempos se conseguían muy fácilmente y se aplicaban a los pequeños, pues simplemente no se han surtido y eso constituye un peligro latente para desarrollar otras enfermedades no deseables.

Hace muchos años las vacunas de Sarampión, Viruela y Poliomielitis que forman la triple se aplicaban una sola vez, eran absolutamente seguras y nadie se volvía a enfermar.

Ahora bien, esas vacunas eran seguras, pero de las vacunas actuales contra el Covid hay una incertidumbre de cuánto tiempo más van a durar protegiendo a la población no totalmente, pues el virus sigue haciendo mutaciones y por eso hoy vivimos la quinta ola en la cual hay que informar que en Guanajuato hemos tenido hasta 2,000 casos de contagios diarios, la mayor parte de ellos con síntomas no tan graves, Pero esto no es consuelo y la pregunta es ¿Cuántas vacunas vamos a necesitar en el futuro?, porque nadie en el mundo nos puede afirmar lo que preguntamos. Definitivamente falta mucho por conocer al Covid y sus variantes en el mundo.

ESCRIBE UN COMENTARIO