Desde hace tiempo que en la planta de General Motors (GM) realizan paros técnicos todos los sábados debido a la escases de componente que se utilizan para el ensamble de las camionetas.

Una de las trabajadoras de la empresa precisó que desde que inició la pandemia, el problema de la falta de componentes para las unidades comenzó y, derivado de ellos, se iniciaron a anunciar los paros técnicos durante los sábados, desde las 06:00 de la mañana y regresan a retomar las labores los lunes a partir de las 06:00 de la mañana.

Precisó que, sin lugar a duda, los paros técnicos afectan a los trabajadores, quienes solamente reciben el 55% de las percepciones salariarles que recibirían por cada jornada de 12 horas de trabajo.

Comentó que cada vez que se realizan los paros técnicos, quienes trabajan en las diferentes plantas como son pintura, motores, ensamble, entre otras, ellos dejan de ganar, sin embargo, no tienen otra alternativa.

Expresó que con los trabajadores tienen conocimiento que los dirigentes del Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA) ya están en pláticas con los directivos de la planta de General Motors a fin de buscar que cuando se realicen paros de labores se les pague a los trabajadores cuando menos el 70% y mejores salarios para el sector obrero de dicha planta.

Añadió que ahora que el nuevo sindicato y los directivos de la empresa ya establecieron acuerdos, esperan que los paros técnicos de los sábados queden en el olvido y las jornadas de trabajado sean como anteriormente eran, sin ser interrumpidas.

Añadió que, por primera vez, los trabajadores sienten confianza en el sindicato debido a que la dirigencia si está defendiendo realmente los intereses del sector obrero.

ESCRIBE UN COMENTARIO