Por años los habitantes de la comunidad de la Carbonera al sur de la ciudad han carecido de agua potable y drenaje por el olvido de las instituciones y los gobernantes.

Quienes viven en la zona aseguran que la Carbonera continúa siendo uno de los poblados que  están en el olvido a pesar de que durante su campaña, el actual alcalde, Alejandro Navarro Saldaña asumió el compromiso de   realizar obras de desarrollo y llevarles los servicios de agua potable y drenaje que son indispensables.

Maximino González, uno de los habitantes del lugar precisó  que hasta hace cinco años tenían que transitar por la carretera de tierra y entre charcos de lodo y agua sin embargo durante la administración de Edgar Castro Cerrillo se  pavimento con concreto hidráulico una parte del camino.

Explicó que aunque los vecinos han realizado peticiones en el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Guanajuato (Simapag) para contar con el vital líquido, se les han proporcionado negativas bajo el argumentó que no se cuenta con dicho servicio en esa zona en donde se ubica la Universidad de la CFE y  otras oficinas que si cuentan con todos los servicios.

Los vecinos consideran  las fosas sépticas con las que cuentan en la zona  regularmente generan fuertes olores que penetran en las casas sin embargo tienen que soportarlos debido a que no cuentan con otro lugar en donde vivir de forma más cómoda.

Otra de la vecinas señaló que es necesario que Navarro Saldaña cumpla con los compromisos de campaña y dote de los servicios básicos a los habitantes de la comunidad que le dieron el voto de confianza para que fuere reelecto en el cargo que actualmente ocupa.

ESCRIBE UN COMENTARIO