El auditorio de la deportiva Luis I. Rodríguez ubicada en el Coecillo, se habilitó como albergue temporal para 54 migrantes provenientes de la frontera sur que se trasladan a los Estados Unidos de Norteamérica.

Se hospitalizaron a dos niños con probable neumonía, pero se encuentran bien, una señora embarazada se sintió mal, luego de recibir atención médica se estabilizó, ninguno de los migrantes ha salido en las pruebas con síntoma de COVID-19, señaló el Secretario del Migrante y Enlace Internacional, Juan Hernández.

La directora del DIF León, Liz Esparza Frausto, informó que la instrucción de la alcaldesa Alejandra Gutiérrez Campos, es la de disponer de lo necesario para apoyar a las personas migrantes durante su estancia en la ciudad.
En el operativo de asistencia a los migrantes participan personal de la Secretaría del Migrante, el DIF Guanajuato, la Secretaría de Salud Estatal, Protección Civil de León, Salud Municipal y el Instituto Nacional de Migración.

Precisó que, conforme a la estrategia de asistencia, se habilitó el auditorio de la deportiva de “El Coecillo”, con la instalación de más de 100 colchonetas, cobijas, almohadas, productos para la higiene personal, servicio de alimentación y atención médica.
Liz Esparza indicó que se desplegó un equipo para la atención de Niñas Niños y Adolescentes para atención de los menores de edad que viajan en el contingente, además de un equipo de Atención a Grupos Vulnerables.

Por su parte, el Secretario del Migrante y Enlace Internacional, Juan Hernández, señaló que los 105 migrantes que arribaron a Guanajuato, luego de quedar documentados ante el Instituto Nacional de Migración, permanecerán en la entidad el tiempo que decidan para continuar hacia los Estados Unidos de Norteamérica.

De los 105 migrantes procedentes de Honduras, El Salvador, Nicaragua y Venezuela, en la ciudad de León se encuentran 54, de los cuales son 33 adultos y 21 menores, y en San Miguel de Allende 51, son 30 adultos y 21 menores, refirió.
A todos ellos se les da una atención integral, en salud, alimentación, asistencia psicológica y en todo lo que necesitan para tener una estancia digna.

En León, se atendieron a dos niños con probable neumonía que están siendo bien atendidos en el hospital, una señora embarazada que va en octavo mes se sintió mal, pero se le dio la atención médica adecuada y se encuentra estable, ninguno de los migrante ha salido en las pruebas con síntomas de COVID-19.

ESCRIBE UN COMENTARIO