El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el asesinato en Puerto Vallarta de Salvador Llamas Urbina, consejero nacional de Morena, fue un ajusticiamiento.

En la mañanera, López Obrador dijo que «fueron sobre él» y que se están haciendo todas las indagatorias.

«Sobre el asesinato de este funcionario en Jalisco se están llevando a cabo las investigaciones, hoy se trató este tema en el gabinete de seguridad, yo creo que pronto daremos un informe», indicó.

«Lo que ya se dio a conocer es que él estaba en un restaurante, entraron y lo asesinaron, hubo también el asesinato de uno de sus escoltas y también perdió la vida uno de los agresores en este encuentro, esta confrontación».

«Están analizando las causas y se está haciendo toda la investigación completa sobre este asunto y yo creo que pronto vamos a informar, hasta dónde están las investigaciones, sin duda el jueves, porque ese día se informa sobre estos hechos y la política de Cero Impunidad, para el jueves, si tenemos antes información se les va a comunicar aquí»

«Al parecer fue un ajusticiamiento, un asesinato, fueron sobre él».

Cuestionado sobre si Llamas Urbina estaba ligado a algún grupo criminal, el Presidente indicó que no hay pruebas y pidió esperar a las investigaciones.

«No nos consta, no tenemos pruebas, eso es mejor esperar a que la autoridad haga la investigación, quienes están viendo este asunto, pero no se pueden hacer juicios a priori, no se puede adelantar ningún resultado, por eso se hace la investigación y se va a informar», respondió.

«Lo que sí deben tomar en cuenta, la gente lo sabe, es que nosotros no establecemos relaciones de complicidad con nadie y es cero corrupción y cero impunidad, además no ocultamos nada, es llevar a la práctica que la vida pública sea cada vez más pública, pero no es el caso de este compañero al que mencionaste», agregó.

ESCRIBE UN COMENTARIO