El ecuatoriano Ángel Mena demostró que retomó la confianza y se dio un festín en ofensiva para que los Esmeraldas del León vapulearan 0-3 al América, con el sudamericano como la clave, con dos goles y una asistencia.

El volante de La Fiera ha tomado la batuta en el ataque a falta de Rubens Sambueza, y se convirtió ayer en el hombre que fraguó la victoria con actitud y lo que terminó siendo una exhibición.

Y es que sólo le bastaron 3 latigazos para borrar el esquema táctico de Miguel ‘El Piojo’ Herrera, ayer superado de principio a fin.

Su primera aparición fue al 12′, cuando no dio por perdido un tiro libre rechazado por Agustín Marchesín que de hecho se iba a tiro de esquina. Mena peleó y centró para que el joven José Juan Macías cerrara la pinza y el 0-1.

El gol le cayó como balde de agua fría a los locales, a quienes se los comió las ansias y las fallas, producto de un descontrol y a que el León los maniató en el primer tiempo.

Mena no apareció sino hasta el segundo tiempo, pero fue fundamental cuando más lo requería su equipo, luego de que al 73′ rematara un centro del chileno Jean Meneses para batir a Marchesín.

Todavía hubo una más, con América entregado en defensa, y una jugada con finta incluida sobre el arquero para definir tranquilamente el 0-3, al 80′.

Mena fue el hombre del juego en que la parte colectiva fue también importante, pero más aún la estrategia adoptada que le permitió golear a los Azulcremas.

Porque Ambriz ahora le ganó la partida y por mucho a Herrera.

También te puede interesar:  Alistan examen difícil

ESCRIBE UN COMENTARIO