Mañana finaliza la Fenal 32, y en tiempo y forma se han desarrollado las actividades conforme a programa, convirtiéndose en el centro de atención de quienes disfrutan de las letras y las artes.

Los temas han sido diversos, así como los puntos de vista y sobre todo, ha sido un evento que ha promovido la inclusión sobre todas las cosas, ya que la diversidad y el respeto de lo que ahí se ha generado, ha abierto la conversación, con resultados positivos.

Destacó la presentación editorial de El Riel de la Memoria, libro que plasma testimonios sobre la vida ferrocarrilera, de toda esa gente que ayudo a la transformación del país a través de los trenes. La presentación estuvo a cargo de Enrique Aviles.

Desde un punto de vista más localista, se presentó el libro León, dos inundaciones. Su desarrollo económico, socioeconómico y cultural de 1888-1926, el cual fue presentado por María de la Cruz Labarthe.

Como parte de la historia educativa de nuestra ciudad, los jesuitas no pudieron quedar fuera, por lo que se presentó el libro Compañía de Jesús en León, ya que su presencia ha sido un referente en la historia de la formación académica de nuestra localidad, y que forma parte de nuestra identidad. La presentación  corrió a cargo de Adriana Ortega.

Sobresalió durante estas jornadas, la presentación de Clarice Lispector, cuentos completos, esta escritora brasileña que rompió esquemas, que muestra muchos de los temas y obsesiones que la caracterizarían: adolescentes que toman conciencia de sus poderes sexuales y artísticos, amas de casa monótonas cuyas vidas se ven destrozadas por epifanías inesperadas y ancianos que no saben qué hacer. Un panorama completo que va desde su adolescencia a sus últimos días de vida. La presentación estuvo a cargo de Julia Santibañez y Mónica Maristain.

Que hoy y mañana para poder adquirir un buen libro al Museo de las Identidades Leonesas, que cuenta con una amplia gama de novedades editoriales.

ESCRIBE UN COMENTARIO