El popular César Millán, mejor conocido como “El encantador de perros” visitó León por primera vez para convertirse en el padrino del Perro Parque, ubicado en las instalaciones del zoológico de León, lugar de convivencia tanto para canes como para dueños.

Millán consideró el Perro Parque; una excelente propuesta, señalando que ayuda a los perros convivir con diferentes razas, de la misma forma que el que los humanos convivan con otras culturas los ayuda a ser sociables, ayudando a que el humano se reconecté a esa forma natural y profunda.

Convivir con animales ayuda a vivir el momento, algo muy necesario en un mundo como el actual: con miedos, violencia e inseguridades, apuntó Millán. “Vivo en los Estados Unidos, y miren qué líder tenemos. Por suerte, la gente se le olvida cuando está con animales”.

“Qué bueno que México está evolucionando como país. Hay que evolucionar como seres humanos, traer a los perritos a nuestro espacio íntimo. Siempre se ha dicho que el perro es el mejor amigo del hombre, ahora es tiempo para que el humano sea su mejor amigo. Estoy muy emocionado con este parque, el que esté en un zoológico ayudará a que el perro perciba el olor, eso los ayuda a ser sociables”, declaró Millán.

Explicó que todos los perros son deportistas por naturaleza, ya que correrán y competirán para buscar su alimento. Por eso es que el humano debe estar perfectamente entrenado para que no llegue a la violencia. En el mundo de los perros es mejor que nunca peleen, por eso es preferible que se limite a la mera competencia.

“Por eso es que yo digo: entreno humanos y rehabilito perros (…) el perro aprende problemas psicológicos del humano. Supuestamente el perro de Estados Unidos no debería tenerlos. ¡Pero yo tengo un chorro!”

Millán no desperdició la oportunidad de hablar de su gran pasión: detalló que los perros perciben la energía, que es todo lo que les importa. “Por eso los perros pueden vivir con vagabundos. El perro no persigue el dinero”.

La humanización de los canes

Con respecto al amor desmedido que muchas personas llegan a tenerle a sus perros, y a la delgada línea de quererlos y tratar de humanizar a los perros, consideró que ese debe ser el cuarto elemento que hay que tomar en cuenta con los animales, ya que en primer lugar son animales, en segundo perros, en tercero raza y en cuarto su nombre.

“Cuando la gente empieza con el nombre del perro, ya no será feliz, porque lo obligarás a ser humano”.

El espacio del Perro Parque es de  2 y media hectáreas en el que cachorros de todas las razas y tamaños en compañía de sus humanos podrán ejercitarse y divertirse. Perro Parque Zooleón primer concepto de parque temático en México.

ESCRIBE UN COMENTARIO