Durante años, el cómic fue considerado como un subproducto de entretenimiento propio de niños y personas incultas. No fue sino hasta los años ochenta, con escritores de gran talento como Alan Moore o Neil Gaiman, y de divulgadores mexicanos como Rius, que ha obtenido su merecido lugar en el arte y la cultura.

Recientemente, en San Francisco y Purísima del Rincón, se ha sabido aprovechar para que se enseñe sobre Historia del municipio y seguridad. El profesor de cómic y dibujo, Ignacio García, habla sobre esta cuestión que nace de la Casa de la Cultura de Purísima.

García, lector de cómics desde la niñez y preocupado por difundir la Historia, reunió a un grupo de niños y adolescentes como lo hubiera hecho el Profesor X de los X-Men.

Entre todos crearon el “Cómic Purisimense” que difunde aspectos como las Iluminaciones o La Judea, así como la vida de personajes ilustres de la localidad. Todo es creado por las y los muchachos de su taller.

No es solo dibujar

“La comunicación visual del cómic es completamente narrativa, y debe seguir una secuencia. Enseñar todo esto es un proceso largo. Una vez que aprendieron se realiza la historia con una investigación previa (…) incluso los niños artistas asisten a escuelas para la promover la historia del cómic”, dijo García.

No solo se enfocan en la Historia, sino también realizando boletines informativos de Presidencia. García aclara que todo es hecho por niños y jóvenes. Tanto en Purísima como en Manuel Doblado. El alumno más pequeño tiene 8 años de edad.

“El cómic histórico narra personajes y sucesos. Nos tuvimos que meter a cabildos para gestionar el apoyo, y lo hacemos por amor al arte. Hasta el momento nos ha ido muy bien. Al principio las autoridades estaban reticentes, pero hasta el día de hoy hemos tenido éxito promoviendo hechos que se desconocían, como el hecho de que Benito Juárez estuvo en Purísima, donde dibujamos y escribimos y dibujamos por qué calles pasó y qué hizo, es importante señalar que el cómic es completamente gratis”.

“Se tiene que quitar la idea de que el cómic es un producto para perder el tiempo. Desgraciadamente la idea todavía está muy presente y se trata de un medio de difusión muy estigmatizado”, señala García.

SAN PANCHO

No solamente en Purísima del Rincón se aprovechan las bondades del cómic como herramienta didáctica. También en San Francisco del Rincón se ha conseguido con la historieta “Escuadrón Alerta”, cuyo objetivo es crear conciencia a los niños y jóvenes en materia de seguridad.

El diseño de contenido corre a cargo de Moisés Augusto González Godínez, y el cómic cuenta con el sello de la Secretaría de Seguridad y del municipio francorrinconés.

La historia narra las aventuras de Sofía, José y Miguel, que enseñan a los niños de San Pancho sobre asuntos relevantes como adicciones, pirotecnia, o llamadas al 911. El tiraje es de 2 mil ejemplares y ha tenido una inmensa aceptación entre los niños del municipio.

ESCRIBE UN COMENTARIO