La presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de León, Cecilia Ovalle, declaró que las empresarias de la ciudad se encuentran en plena recuperación económica y cumplirán con el pago de utilidades a sus colaboradores.

Manifestó que al igual que la gran mayoría de las empresas del país, las utilidades aún no han sido tan importantes para muchos negocios, por lo que calculó que se pagarán sobre un 80 por ciento de lo que se repartió en el 2019.

“Las autoridades se están entregando este año, sabemos que lamentablemente no son abundantes como se quisiera; la pandemia aún castigó a los empresarios y a los trabajadores en el año fiscal del 2021, hubo cierre de empresas, y lo importante es seguir adelante y que este año nos vaya muy bien”.

Señaló que muchas de las mujeres empresarias de León tuvieron que reinventarse en la crisis de la pandemia para no cerrar sus negocios y mantener la plantilla laboral.
“Seguimos con el giro o con otro, pero seguimos. El 2021 fue un año de recuperación, sí dio utilidades, los empleados recibirán sobre un 80 por ciento. Lamentablemente no fueron las mismas ventas del 2019; se está recuperando el empleo, estamos a un 70 por ciento, lo positivo es que las 132 socias continúan vigentes en Amexme León”.

La autoridad federal informó que el reparto de utilidades es un derecho constitucional que tienen los trabajadores para recibir una parte de las ganancias que obtiene una empresa o un patrón por la actividad productiva o los servicios que ofrece en el mercado.
De deben de repartir a más tardar el 30 de mayo en el caso de los trabajadores que laboran para una persona moral (empresa), mientras que las personas que trabajan para una persona física (patrón) deberán recibir el pago a más tardar el 29 de junio.

Los trabajadores participarán en las utilidades del patrón de conformidad con el porcentaje que determine la Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas, el cual a la fecha asciende al 10% de las utilidades netas.
La utilidad repartible se dividirá en dos partes iguales. La primera parte se repartirá por igual entre todos los trabajadores, tomando en consideración el número de días trabajados por cada uno en el año, independientemente del monto de los salarios. La segunda se repartirá en proporción al monto de los salarios devengados por el trabajo prestado durante el año.

No aplica para trabajadores domésticos, directores, administradores y gerentes generales, profesionistas, artesanos, técnicos y otros que, mediante el pago de honorarios, presten sus servicios sin existir una relación de trabajo subordinado con el patrón.

Asimismo, se exenta de dicho reparto a empresas de nueva creación durante su primer año de funcionamiento, al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia, a empresas cuyo capital sea menor al que fija la Secretaría del Trabajo y Previsión Social por ramas de la industria y a instituciones de asistencia privada que realicen acciones con fines humanitarios de asistencia, sin propósitos de lucro y sin designar individualmente a los beneficiarios.

ESCRIBE UN COMENTARIO