Debido a los cierres de empresas y despidos de personal, se incrementó la economía informal en la ciudad de León, en donde en los tianguis se autoemplean más de 40 mil personas, a lo que se suma a diario un gran número indefinido de gente desempleada que vende chácharas en las calles para tener qué comer con sus familias. 

El director de Comercio y Consumo de León, Fabricio Ibarra Rocha, destacó que en las colonias de la ciudad funcionan 224 tianguis, de los cuales 172 están debidamente legalizados, entre ellos los 52 tianguis de la Línea de Fuego A.C, que representa Carlos Téllez Santibáñez. 

Dijo que 52 tianguis están en proceso de regularización, siempre y cuando cumplan con los requisitos legales, pasen el análisis de las comisiones de economía, comercio, desarrollo urbano, desarrollo social y sean autorizados por el pleno del ayuntamiento.

Derivado de la pandemia, el cierre y quiebre de empresas; profesionistas y trabajadores buscaron en el autoempleo una oportunidad de obtener ingresos para sostener a sus familias, en puestos de comida, verduras, frutas, afuera de sus casas, en las calles, lotes baldíos y en tianguis. 

Los trabajadores de más escasos recursos se dedican a la venta de chácharas, juguetes, ropa y calzado de segunda que les regalan o compran a personas pudientes, herramientas viejas, revistas, basura que no es basura que rescatan de las bolsas en las esquinas, entre otros múltiples y diversos artículos. 

Fabricio Ibarra Rocha destacó que se mantiene el diálogo del Gobierno municipal con los dirigentes de los tianguis legales que colaboran con las autoridades a que se mantenga el orden, el respeto de las zonas y espacios autorizados, la limpieza de las calles, que se acaten las medidas sanitarias para evitar contagios comunitarios de Covid-19.

ESCRIBE UN COMENTARIO