ARS – ARTIS

El escribano confiesa su clara y supina ignorancia. Fue necesario recurrir al dispositivo de emergencia para casos urgentes: El Tumbaburros. Razón obvia, el dilema era encabezar esta entrega con la leyenda “El padre de la Mentira”, pero significaría ponerse “de pechito” para que San Juan en su texto bíblico (8:44) pudiese demandar la autoría de la frase, teniendo como tercero coadyuvante al Espíritu Santo. Y eso es mucho arriesgar.

Por eso la preferencia: “El artesano”. Porque la expresión «artesano» viene del italiano artigiano que puede ser traducido como el ‘que ejerce un arte mecánico’), y este término, a su vez, viene del latín ars, artis, que para el objeto de nuestra columneja agrega al sustantivo otro atributo: es la persona que se dedica en elaborar objetos a mano.

Y en medio de tales elucubraciones lingüísticas, apareció el mensaje enviado al amanuense, por una de nuestras bellísimas lectoras: La entrega de la guapísima Ana Paula Ordorica (https://www.eluniversal.com.mx/opinion/ana-paula-ordorica/el-presidente-se-cree-sus-mentiras) donde, en forma valiente, plantea un análisis crítico e importante del Ejecutivo. “El presidente se cree sus mentiras) y desglosa.

PARA LOS “PAÍSES POBRES”

La frase sobadísima del mandatario, en esta oportunidad, adquiere varios matices. Uno, el hecho de asegurar que la ONU le había hecho caso al evitar que los países ricos acapararan las vacunas; y, por tanto, Pfizer anunció un retraso en su suministro a los países europeos y a México.

Otra parte de la aseveración presidencial: No habría problemas de abastecimiento de vacunas para nuestro país, porque ya se tienen “convenios con otras farmacéuticas”. Ana Paula investigó y la respuesta obtenida por un experto fue: “la versión de que el freno del suministro de Pfizer se debía a la sugerencia de AMLO a la ONU…” era solamente “un cuento del presidente sacado de la manga” (sic).

LA VERDAD

Pfizer está trabajando en su planta de Puurs, Bélgica, para aumentar su capacidad de producción a dos mil millones de dosis al año. Entonces la mentira salió a flote, a pesar del dramatismo en la versión presidencial desde Palacio.

OTRAS MÁS

Como buena periodista, Ordorica empezó a bucear en su información. El 9 de junio del año pasado, el presidente aseguró que los mexicanos logramos aplanar la curva de la pandemia, evitando la saturación de hospitales y sin medidas coercitivas.

La contabilidad sigue: Con conocimiento presidencial, “en escenarios catastróficos” se estimó un máximo de 8 mil muertes. Al momento de tundir el teclado, ya superamos los 141 mil decesos y más de un millón 600 mil contagiados. Pero la contumaz contundencia: La pandemia está domada.

En tanto -asegura Ana paula- que Vietnam, Corea del Sur y Australia traen un muy buen manejo de la contingencia, en México has dos atributos de “la estrategia”: Primero, no hay vacunas suficientes; Segundo, para variar, todas las cifras se maquillan, se manipulan y se manosean con enorme opacidad, apostándole a una coreografía que, de llegar a funcionar, el total de compatriotas estará vacunado -los que queden- para el 2088.

Y en este rubro, como en cualquier otro. Veamos: ¿Ya se acabó el huachicol como aseguró el mandatario?… ¿Ya está en proceso de extinción el narcotráfico y la violencia entre cárteles, que tantas muertes, destrozos y tierra ensangrentada?… ¿Seguimos pagando el estacionamiento y el mantenimiento del avión que se iba a rifar y no se rifó?… ¿Todos los niños con cáncer; las personas con hemodiálisis; los hipertensos y diabéticos, los pacientes que requieren de cirugías urgentes, ¿ya tienen resueltos sus problemas de agenda y oportuna intervención?… ¿La economía y el empleo están totalmente impulsados como para que disminuyan los estratos de pobreza extrema?… ¿Los niños que se educan en la televisora de Salinas Pliego y Azcárraga, cada vez son más competitivos con sus pares en otros países?

ARTESANÍAS POLÍTICAS

La pregunta es obligada: Las mentiras, la opacidad, el favoritismo, el capitalismo de cuates, las promesas interminables del presidente, ¿Son el nuevo estilo de este gobierno? Porque es muy difícil negarlo.

Si a Marko Cortés, líder nacional del PAN, y a sus aliados coyunturales se les ocurre empezar a desnudar cada una de estas mentiras artesanales, es muy probable que se pueda recuperar la mayoría tan anhelada del Congreso de la Unión. No habrá otra oportunidad.

ESCRIBE UN COMENTARIO