Dueños de palcos y plateas e integrantes del colectivo Salvemos Nuestro Estadio, solicitan la intervención del presidente Andrés Manuel López obrador y la secretaría de Gobernación Olga Sánchez Cordero para recuperar el Estadio León.

Lo anterior declaró Octavio López de Alba, abogado y defensor legal del colectivo quien agregó que los 6,300 palcohabientes del Estadio León, exigen la intervención y el análisis de la Procuraduría Federal del Consumidor, pues también se están afectando sus derechos como consumidores.

«Al presidente Andrés Manuel López Obrador y la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, les solicitamos urgentemente su intervención y asesoría legal».

López de Alba Como se dijo ser el asesor legal y cuenta con más de 3,500 firmantes palcohabientes que se están viendo perjudicados por el pleito legal entre Roberto Zermeño y el municipio por la posesión del Estadio León.

«Con la aceptación y firmas de otros 3,573 firmantes y titulares de los certificados de uso y propiedad de palcos y plateas de la asociación civil denominada Club Social y Deportivo León A.C. les solicitamos en calidad de urgente muy respetuosamente su intervención para que de una vez por todas y previa recopilación de los documentos requeridos en el caso y ya con el conocimiento de causa se nos informe o comunique a que tenemos derecho como usuarios y propietarios de los derechos que amparan nuestro certificado de uso y propiedad de la Asociación Civil».

«Les manifestamos que desde el año 2003 y hasta el día de hoy el Consejo Directivo de la Asociación Civil nos ha engañado, toda vez que vendieron la franquicia número 08 del equipo de futbol de Primera División afiliada a la Federación Mexicana de Futbol, a nombre del Club Social y Deportivo Federación Club y que era un activo intangible del patrimonio y la sociedad civil, en la cantidad de 80 millones de pesos».

«A cambio nos han seguido ofreciendo el espectáculo de un partido de futbol cada 15 días al que tenemos derecho de acuerdo al título que tenemos con la presentación de un equipo que da el servicio de maquila a través de otros empresarios relacionados con el deporte del futbol sabiendo que el equipo y el estadio, así como los terrenos anexos al mismo pertenecen y forman parte del patrimonio de la A.C. como activos tangibles».

«Pero al desprenderse dicha franquicia lo que quedó para ofrecernos, es un elefante blanco llamado Estadio León, mismo que desde el año 2000 y hasta el día de hoy se encuentra entrampado y una serie de interminables litigios legales de poder a poder entre las autoridades municipales, un particular, así como nosotros los palcohabientes y dueños de plateas».

«Al día de hoy nos restan 52 años del inmueble de servicio del Estadio León en litigio y como usuarios, con el derecho de presenciar todos y cada uno de los eventos que se deben de dar en los 52 años y por lo tanto nos deben de respetar y garantizar la cantidad de aproximadamente 800 millones de pesos, mismos que los solicitamos a través de una medida precautoria, por conducto de un juzgado civil o a través de la Procuraduría Federal del Consumidor, ya que el mismo funcionario que conoce muy bien el litigio del estadio, su titular Francisco Ricardo Sheffield Padilla, mismo que llevó a cabo el contrato de arrendamiento entre Municipio y Grupo Pachuca».

«La paz de nuestra comunidad está en riesgo, queremos una solución, no una confrontación, necesitamos ayuda urgente de ustedes, usted ha dicho señor presidente que en la Cuarta Transformación nada ni nadie por encima de la ley», concluyó López de Alba.

ESCRIBE UN COMENTARIO