El cinco veces mundialista, Antonio ´La Tota´ Carbajal, se dijo muy dolido ante la inminente partida de Monarcas Morelia a Mazatlán, donde se convertiría en Delfines.

 Carbajal dirigió diez años al equipo, en aquel entonces propiedad de Nicandro Ortiz (QEPD), y por ello le guarda un afecto especial al equipo y a su afición, que siempre lo arropó.

 “Me duele que lo hayan vendido así sin más. Esa gente que lo compró ¿por qué lo hizo?, ¿para qué? No lo sé, sabemos que esto es un negocio, pero no sé por qué lo permitieron”.

Grupo Salinas, al menos hasta ahora, es propietario del equipo y el ´Cinco Copas´ desconoce si alguna gente abusó o porqué lo hizo, “no tengo la menor idea”.

 Insiste que fueron muchos años en los que estuvo trabajando muy a gusto, “hicimos buenas campañas futbolísticamente hablando. No tuve contacto con los directivos actuales, yo tuve un solo directivo y fue Nicandro Ortiz”.

 “La economía no era muy boyante para dejarlos (a los jugadores) en un hotel, íbamos para ver qué necesitaban, masajista, les dábamos pláticas, en fin”.

 Apuntó que los cambios deberían estar reglamentados en el futbol mexicano, “pero en México te puedes esperar cualquier cosa, cuando se les ocurre vender, lo hacen, los equipos van de aquí para allá. Da coraje”. Aunque dice entender que el fútbol es un negocio.

ESCRIBE UN COMENTARIO