Una célula criminal que operaba desde una comunidad de Irapuato fue detenida por autoridades estatales y federales en una finca de San Antonio el Rico, donde fue rescatada una mujer secuestrada y sometida a tortura, y donde fue asegurado un arsenal y otros objetos empleados para delinquir.

El anuncio de esa captura lo hizo este jueves la Fiscalía General del Estado tras de que sus fiscales de litigación lograrán la vinculación a proceso penal de nueve hombres detenidos, todos ellos originarios de Jalisco, según la FGE.

Señaló que primero fueron detenidos hombres armados que vigilaban una finca de la calle Revolución, en la comunidad mencionada y quiénes trataron de huir ante la presencia de las autoridades.

Todos portaban armas de fuego largas y chalecos balísticos con las siglas de un grupo criminal, según la autoridad.

Luego un operativo de fuerzas estatales y federales intervino en la finca, donde copó y sometió al resto del grupo, que también estaba armado y equipado con chalecos balísticos, pero sin que se hicieran disparos.

Allí fue encontrada atada y con los ojos vendados la mujer secuestrada, a quien se le procuró atención médica.

En el lugar fueron asegurados 10 fusiles, 11 chalecos balísticos, un equipo lanzallamas, tres camionetas robadas y otros objetos.

Los detenidos quedaron vinculados a proceso penal por los delitos de desaparición forzada cometida por particulares agravada, robo equiparado, posesión y portación de armas de fuego, violación y lesiones dolosas.

Mientras tanto continúa las investigaciones sobre las actividades de ese grupo la fiscalía estatal.

ESCRIBE UN COMENTARIO