El cierre de empresas micros y pequeñas de todos los sectores es otro de los grandes retos que se tienen que afrontar con programas en los que participen los tres niveles de gobierno, empresarios, trabajadores y organizaciones sociales, para salir de la crisis económica.

“Ya el desempleo suma a más de medio millón de trabajadores con el cierre masivo de 6 mil 700 empresas o más y sigue su caída a nivel nacional, en Guanajuato y en León, de acuerdo con las últimas cifras que dio a conocer el IMSS”, dijo el dirigente estatal de la CROC, Antonio Hernández Navarro.

No es para menos -agregó- la pandemia nos trae “de cabeza a todos”, pero no sólo debemos sino que tenemos que sumar esfuerzos, unirnos y hacer alianzas entre los sectores productivos, hacer entender a los gobiernos federal, estatal y municipal que tenemos que “jalar parejo” con equidad de acuerdo a sus posibilidades reales para reactivar las empresas, el empleo, el país.

Eduardo Bujaidar, representante del sector turismo, dijo que ya se tiene un plan integral con propuestas y acuerdos con el secretario de Turismo, Juan José Álvarez Brunel, con las medidas idóneas para los municipios de la entidad, entre ellos León, acordes al plan nacional para el regreso a la nueva realidad.

“Sí es urgente reiniciar la apertura de negocios de manera ordenada, gradual, con todas las medidas sanitarias que se requieran, de preparación, en cada empresa, hoteles, restaurantes, negocios de servicios turísticos, como se vaya saliendo de la pandemia, para reactivar el empleo en el sector y la economía”, señaló.

El cierre de la gran mayoría de los 4 mil 500 comercios de las plazas y locales de la Zona Piel, ante la contingencia sanitaria del Covid-19 fue prácticamente automático, no hubo necesidad de que las autoridades decretaran el cierre, expresó Francisco Romo dirigente de la asociación Cezcal.

“Aquí en Zona Piel no fue necesario que la autoridad municipal colocara cintas amarillas ni vigilancia policiaca para que no circule la gente, porque no llegan clientes foráneos, ni casi ninguno de la ciudad, porque no tienen dinero para comprar, a quién se le vende, no hay motivo para mantener locales abiertos, se perdieron al menos 10 mil empleos, más los 3 mil gestores, cargadores diableros, más el cierre de 5 mil talleres familiares inactivos”, enfatizó.

Los apoyos que ofrece el gobierno no son suficientes, ni llegan a la gran mayoría de los que verdaderamente los necesitan, porque no están registrados ante Hacienda, muchos salen a vender cubrebocas, monederos, bolsitas, cintos a las calles de colonias casa por casa, para sacar algo de dinero para llevar qué comer a sus casas, dijo.

“Hay compañeros empresarios que se solidarizan en mantener un salario mínimo, o a la mitad a sus empleados, porque no tienen dinero para la nómina, y también para cooperar entre varios para dar por lo menos 200 raciones de comida diaria a los más necesitados en la Zona Piel”, dijo.

El comercio popular de vía pública no lo detiene la pandemia para instalar tianguis diario en las distintas colonias de León, pero con las medidas sanitarias de prevención contra el coronavirus, expresó Jesús Téllez Cabrera.

Jesús Téllez Cabrera aseguró que los 5 mil tianguistas de la organización Línea de Fuego están listos para las alianzas estratégicas con los empresarios, autoridades de Guanajuato, para reactivar la economía, desde el nivel micro, con la venta de productos de Guanajuato, mexicanos.

ESCRIBE UN COMENTARIO