Más medio millar de personas fueron desalojadas de las instalaciones del complejo judicial que alberga los Juzgados Civiles y Penales, a causa de una amenaza de bomba recibida al número de emergencias.

La alerta ocasionó  el cierre de un perímetro de más de un cuarto de kilómetro a la redonda, y la implementación de un amplio operativo en el que participaron los cuerpos locales de seguridad y auxilio así como el Ejército, la mañana de este lunes.

El llamado fue recibido a las 11:00 horas por una persona desconocida quien aseguró haber colocado un artefacto explosivo en los juzgados, que estaba próximo a estallar.

Elementos de Tránsito y más tarde de Protección Civil Municipal se dirigieron al sitio ubicado sobre el bulevar De la Conspiración y calle Primero de Mayo, al que también se integraron Policías Municipales y el Ejército Nacional.

Durante más de 3 horas, las autoridades de los tres niveles de gobierno inspeccionaron todas las instalaciones del edificio de Justicia, pero no hallaron nada.

Mientras se realizaba la búsqueda del supuesto artefacto explosivo, el gobierno municipal a través de su cuenta de Twitter mantenía informada a la comunidad sobre el cierre de vialidades exclusivamente.

Como medida de precaución frente a una posible contingencia, confirmó posteriormente en entrevista con los medios, Salvador Enríquez director general de Protección Civil municipal, fueron desalojadas 515 personas tanto de los juzgados como de comercios y locales cercanos, se ordenó el cierre y evacuación de 28 inmuebles y se revisaron 60 sitios de estacionamiento, estableciéndose un perímetro de seguridad en torno a los juzgados de 250 metros, mientras personal especializado del Ejército intervino en busca de la «bomba», que al final fue falsa alarma.

ESCRIBE UN COMENTARIO