Por la escasez de gas natural que afecta al territorio mexicano, el complejo de General Motors con sede en este municipio tuvo que detener las operaciones desde la noche del 16 de febrero.

Ireri Herrera Sandoval, titular de comunicación social del Corporativo de General Motors en la ciudad de México, informó que hasta el día de ayer las actividades aún continuaban suspendidas debido a la falta de flujo de gas natural que se utilizaba en algunas de las líneas de producción de la planta de General Motors en esta ciudad.

Explicó que desde la noche del lunes las líneas de producción de la planta se están adecuando de acuerdo al regreso conformes se vaya restableciendo el nivel óptimo del gas natural que se utiliza y es fundamental en las líneas de producción de la ensambladora.

Debido a lo anterior, trabajadores de la planta señalaron que el paro técnico será tomado en cuenta a cuenta de vacaciones de quienes dejaron de laborar, a cambio de percibir el 100 por ciento de sus sueldos.

La medida afectará los planes de algunos obreros que ya tenían previsto solicitar sus periodos de descanso para  convivir con familiares o salir de viaje, sin embargo aceptaron el trato propuesto para evitar que el paro temporal afecte en sus salarios.

Los obreros en general confían en que la situación pronto se superará y las líneas de producción regresaran a las actividades de forma normal.

ESCRIBE UN COMENTARIO