Desde hace tiempo que la carpeta asfáltica de la carretera Silao-Bajío de Bonillas luce con grandes cantidades de bache, los cuales representan un peligro latente para los conductores de vehículos y motocicletas.

Isidro Luna, conductor de un automóvil que circulaba por el lugar, precisó que en caso de llegar a caer las llantas a los baches, se corre el riesgo de que los neumáticos se revienten, se dañen con bolas o que se dañen las suspensiones de las unidades.

Dedujo que con las lluvias que se registraron hace algunas semanas atrás, los baches que eran de dimensiones más reducidas se fueron abocardando y ahora el problema es más grave.

Dijo que dicha carretera es de jurisdicción estatal, por lo cual no se puede exigir al municipio que atienda la problemática que puede llegar a ser más grave si no se atiende.

Indicó que dicha situación no solo puede provocar daños a los vehículos, pues también pueden provocar un accidente de mayores dimensiones, ya que para evitar caer en los baches, la mayoría de las veces los conductores se meten al carril contrario para esquivarlos.

Mencionó que es necesario que el problema sea atendido por las instancias correspondientes.

Atribuyó que los daños a la carpeta asfáltica se deben al constante tráfico y la carga de unidades de pesadas, sumado a la falta de mantenimiento.

Por otro lado, consideró que quienes más riesgo tienen de sufrir un accidente son las personas que viajan en motocicletas y estas, la mayoría de las veces, van con menores de edad a bordo.

ESCRIBE UN COMENTARIO