Los empresarios del transporte advierten un impacto negativo en tiempos de trayecto y costos de operación a raíz de las obras de ampliación de paraderos y de renovación del piso asfáltico del carril exclusivo de orugas.

Los trabajos se realizan sobre vialidades primarias de la ciudad, como en la calle Miguel Alemán y los bulevares Hidalgo y Adolfo López Mateos, donde los operadores del transporte colectivo se desvían al carril de tránsito particular para esquivar la zona de obra.

Durante la semana pasada, hubo voces de usuarios y automovilistas que expresan su inconformidad por los congestionamientos, inseguridad y pérdida de tiempo que se derivan de estos trabajos que se realizan en plena hora del día.

El representante de los transportistas estimó que habrá demoras pero que al final de cuentas las obras van a beneficiar a los usuarios del sistema.

ESCRIBE UN COMENTARIO