Alejandro «Alito» Moreno, dirigente nacional del PRI, declaró un valor de 5.3 millones por 15 propiedades que adquirió entre 2012 y 2015 que tenían un valor real de casi 103 millones de pesos, y ahora suma 23 bienes inmuebles, revelan dos diferentes investigaciones de la FGR y de la Fiscalía de Campeche.

En la primera indagatoria, Moreno fue denunciado en 2019 ante la Fiscalía General de la República por el ex Gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, por mentir en su declaración patrimonial 3 de 3 sobre los costos de 15 propiedades en Campeche.

Este año, en una segunda investigación que integra la Fiscalía estatal, Moreno suma ya 23 propiedades únicamente en Campeche, aunque algunos de los predios sobre los que está construida su residencia están a nombre de sus familiares.

«Alito» es investigado en ambos expedientes por lavado de dinero, evasión fiscal, peculado, abuso de autoridad, así como uso indebido de atribuciones y facultades.

Según los expedientes, a los que Grupo REFORMA tuvo acceso, en la denuncia de julio de 2019 se documentó que el líder del PRI había declarado que pagó al contado por esos 15 terrenos o predios en construcción 5.3 millones de pesos, cuando en realidad su valor comercial era de casi 103 millones de pesos.

En la nueva investigación en Campeche, la lista de inmuebles que han sido sujetos de peritajes ya suman 23.

Entre ellas está su residencia en el Fraccionamiento Lomas del Castillo, que el lunes fue cateada.

ESCRIBE UN COMENTARIO