Luego de empatar sin goles frente al Pachuca, Nacho Ambriz volvió a insistir que está tranquilo porque sabía que las primeras tres jornadas les iban a costar en la parte física y futbolística, pero aceptó que su equipo deberá mejorar futbolísticamente.

Insistió que “tenemos que mejorar futbolísticamente, pues llevamos 180 minutos sin meter gol, pero tampoco es para cortarse las venas; el equipo tiene que venir mejorando y funcionando mejor y hacer un gran torneo en este 2021”.

Dijo que al final, se enfrentaron contra un buen equipo y se notó la ventaja que Pachuca les lleva en la parte física y de trabajo, “pero estoy tranquilos, sabíamos que nos iba a costar y nos está costando en lo físico”.

Destacó que, en el primer tiempo, el rival los presionó muy bien y en el segundo, el León mejoró en ese aspecto, “ellos tuvieron para hacernos gol en el primer tiempo y no concretaron y nosotros, al final tuvimos las más claras, pero erramos”.

Sin embargo, aseveró que valora el compromiso que tienen de no perder en casa, “pues cumplimos, creo, dos años sin perder en casa (18 partidos), pero al final estoy tranquilo de que el equipo va ir creciendo”.

Insistió que están ocupados en poner a tono al equipo en el aspecto físico, pues incluso han trabajado tres días a doble sesión y esta semana continuarán de la misma manera y así seguirán la próxima.

“En la jornada 3 ó 4 el equipo estará a buen tono físico, estas son pretemporadas que llegas hasta el final y después, el equipo tiene que trabajar bien para que no tenga lesiones”.

ESCRIBE UN COMENTARIO