No se ha logrado localizar al presunto homicida de Enrique Sosa, habría salido de Guanajuato; fue un grupo criminal de Celaya quien asesinó al hijo del presidente municipal y se ha identificado al otro ejecutor, a quien se espera detener; en el estado hay 8 vinculados a proceso penal por terrorismo y siguen abiertas investigaciones de los ataques incendiarios del 9 de agosto.

Así lo señaló este martes el Fiscal Carlos Zamarripa al tocar diferentes temas criminales de alto impacto de la entidad.
El funcionario aseguró que en torno a la búsqueda del hombre que se presume atropelló y mató intencionalmente al ex camarógrafo Enrique Sosa en León, se le ha buscado en Guanajuato y en Jalisco para cumplimentar la orden de aprehensión en su contra pero no se le ha logrado localizar.

Han sido cateados 14 lugares sin que se le localice, señaló el Fiscal.
Por otra parte, dijo que no es el Fiscal que integró la investigación de ese homicidio el encargado de cumplimentar la orden de aprehensión, sino una unidad de la AIC destinada a cumplimentación de mandamientos judiciales y que esa unidad trabaja permanentemente.
El Fiscal consideró que el supuesto homicida no habría salido del país, pero posiblemente sí de Guanajuato.

En otro caso, en relación con el asesinato de Guillermo Mendoza, hijo del alcalde de Celaya, admitió que fue una célula criminal de Celaya la responsable de ese homicidio, pero no mencionó el motivo.
Dijo que ya se tiene identificado al sicario que condujo la motocicleta para trasladar al homicida material al lugar del crimen, del cual se espera que pronto se logre su captura.
Sobre el hecho de que habría un instigador o autor intelectual de ese asesinato, cuando él mismo habla de un autor material, el Fiscal solo señaló que la investigación no ha sido cerrada, que sigue abierta, pero no hizo revelación alguna ni refirió expresamente un instigador.

Por otra parte, señaló que por los ataques incendiarios del 9 de agosto en Guanajuato, han sido vinculadas a proceso penal por diversos delitos 14 personas, de las cuales 11 habían sido detenidas inicialmente la noche de los incidentes, y algunas fueron puestas a disposición de la FGR.

Precisó que 8 de ellas han sido vinculadas a proceso penal por el delito de terrorismo en Guanajuato, entre ellas 2 menores de edad, mientras otras vinculaciones han sido también por otros delitos.

El funcionario dijo que en Irapuato se mantienen abiertas 2 carpetas de investigación por estos hechos.
Carlos Zamarripa no hizo precisión de cuántas personas fueron detenidas; cuántas están vinculadas a proceso penal en el fuero común y cuántas en el fuero federal. Tampoco hizo mención a la presunta liberación de 3 detenidos en la ciudad de Irapuato.

ESCRIBE UN COMENTARIO