Crece la cantidad de personas que buscan vender sus “chácharas” en los tianguis en donde ya no hay espacios autorizados por el gobierno municipal, se van a vender a terrenos baldíos, o afuera de sus casas para tener que comer, expresó el dirigente de la Línea de Fuego Jesús Téllez Cabrera.

“Aunque nos llegue gente a los tianguis en busca de un espacio para vender sus mercancías, frutas, verduras, chácharas, no se puede ampliar la zona de trabajo, tenemos que acatar las disposiciones de la autoridad municipal, ya no tenemos lugares”, enfatizó.

A dónde se van los 5 mil desempleados que dijo el director de economía José Manuel Casanueva se integran a la economía subterránea, se le cuestionó a Téllez quien indicó que se convierten en vendedores ambulantes en las calles, a ponen puestos afuera de sus casas, en lotes baldíos, en donde pueden o los dejan, o pese a que los correteen los inspectores.

Mientras no haya empleos formales en las empresas y se siga despidiendo a los trabajadores, muchos se van a ir a engrosar la economía informal, al autoempleo, a hacer sus talleres familiares, a vender papas fritas, semillas, dulces, o hasta basura que no es basura como son juguetes y diversos artículos que sacan de las bolsas de basura, dijo.

Jesús Téllez Cabrera, indicó que en los tianguis se redujeron los espacios al quitar los puestos de en medio de la calle, de acatar la sana distancia de metro y medio entre cada puesto, para evitar aglomeración, despejar las áreas de trabajo además de colocar el lavado de manos, el gel alcohol y regalar cubrebocas.

Reconoció que muchos clientes se resisten a usar el cubrebocas, pero se les insiste sobre el riesgo de sufrir contagios, para que poco a poco vayan entendiendo, se les pide que no lleven a niños, ni que vayan adultos mayores a los tianguis.

ESCRIBE UN COMENTARIO