El Hospital General de León, ubicado en San Carlos, ya se encuentra en plena actividad. Sus instalaciones y atención médica son de vanguardia… pero hay quejas por parte de la gente que espera a sus familiares.

Actualmente, la gente que espera a sus familiares afuera del nuevo hospital, tiene muchos retos que enfrentar. El primero es el frío, así como los cambios de temperatura. Otros inconvenientes son que las distancias para llegar a un lugar donde haya algo de comer son considerables, y hacen más de diez minutos, aunado a que la presencia de los voluntarios y almas caritativas no son tan constantes como en el hospital del centro, debido a que suelen ser canalizados al albergue de voluntarios.

Elena Almaguer es uno de muchos casos en las afueras del hospital. Ella y sus familiares han improvisado una cama entre las sillas, y aguarda que den de alta a su hijo. Aunque agradece el trabajo de los médicos, considera que la espera no es lo mejor:

“Sólo nos dejan entrar al interior del hospital cuando llueve. Otro problema que tenemos que enfrentar es la distancia, que es demasiada. Además, los camiones tardan mucho. No dejan vender a los comerciantes, y llega a hacer mucha hambre porque hay que caminar bastante para llegar a donde haya locales de alimento”.

Por su parte, Armida Suárez, explica que cuando llegan voluntarios a ofrecer comida o café, los guardias los envían al albergue, situación que no sucedía en el Hospital General Regional:

 “A veces estamos sin comer. En el hospital del centro había muchos locales, pero aquí no nos podemos mover porque hacemos mucho tiempo y estamos con la inquietud de que nos llamen para atender a nuestro paciente, o para poderlo ver aunque sea un rato”.

También te puede interesar:  Podrán recibir denuncias ciudadanas los policías

“No estamos aquí de picnic, ni venimos a pasar el rato. Estar en la sala de espera de un hospital es terrible para cualquiera. Lo que requerimos es comprensión” señala Daniel Zavala, caballero de 45 años que espera a su esposa.

ESCRIBE UN COMENTARIO