Con una ceremonia de Honores a la Bandera transmitida a través de redes sociales, ayer el H. Ayuntamiento de la administración 2018 – 2021 de Purísima del Rincón, celebró el 190 aniversario del natalicio del famoso pintor Hermenegildo Bustos, en la explanada de la Plaza del Maestro.

Los honores estuvieron a cargo de la escolta femenil de Seguridad Pública y la banda de guerra del heroico cuerpo de bomberos, en el marco de la conmemoración del purisimense nacido el 13 de abril de 1831.

El alcalde Toño Padilla colocó una ofrenda floral en compañía de su esposa la Sra. Carmen Toledo Valdés, quienes montaron un minuto de Guardia de Honor.

Hermegildo Bustos fue uno de pintores más apreciados del arte del mexicano del siglo XIX. Su obra se caracterizó por no seguir un método académico y por tener una gran fuerza psicológica, aunque realizó algunos cuadros religiosos, su trabajo más importante y extenso se encuentra en los retratos y naturaleza muerta.

El artista se desenvolvió con un aprendizaje autodidacta, efectuando obras con temática religiosa, sin embargo destacó principalmente por su trabajo en el retrato.

La inclinación del maestro Bustos por el arte y la pintura se puede percibir desde muy pronto,  debido a que comienza a pintar siendo aún muy joven y opta por seguir las actividades de su progenitor quien redactaba los hechos de la vida cotidiana de Purísima, y se convirtió en cronista.

Entre los oficios a los que se dedicaba se encuentran: nevero, albañil, hojalatero, sastre, carpintero, escenógrafo, músico, escultor, se dice que también fue un incipiente arquitecto, historiador y un aficionado a la astronomía.

Nunca dejó su ciudad natal y su fidelidad también se tradujo en la técnica que utilizaba, principalmente óleo. Su pintura fue fruto de una cultura europea que se infiltró y surgió como una respuesta a necesidades espirituales específicas de su comunidad.

Hermenegildo Bustos murió a los 75 años un 28 de junio de 1907, y sus restos fueron sepultados en el cementerio del pueblo que lo vio nacer. Su esposa murió un año antes que él. De ambos quedó constancia fotográfica por el señor cura Gil Palomares quien los retrató el 23 de abril del año 1901.

ESCRIBE UN COMENTARIO