Cd. de México, México .-Tras el ataque directo contra cuatro trabajadores de una radio local que realizaban un enlace desde una pizzería ayer en Ciudad Juárez, Chihuahua, la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) condenó los hechos y urgió a las autoridades más medidas necesarias para la protección de comunicadores.

Los trabajadores radiofónicos fueron víctimas de una serie de ataques que realizó el crimen organizado en esa ciudad fronteriza, con saldo ahora de nueve ciudadanos muertos, ente ellos un menor de cuatro años y una mujer embarazada.

Esto luego de un enfrentamiento dentro del Centro de Reinserción Social de Ciudad Juárez (Cereso), donde además murieron dos reos.

Entre los trabajadores de la estación Switch se encuentra el locutor Allan González.

Se indicó que el equipo radiofónico entregaba vales para promocionar la pizzería, donde trabajadores también resultaron con heridas de bala.

«La CIRT deplora y condena el ataque ocurrido el día de ayer contra compañeros trabajadores de nuestra industria en Ciudad Juárez, manifestamos nuestro más profundo rechazo a toda forma de coacción, intimidación, agresión a periodistas y medios de comunicación, por lo que solicitamos que el Estado instrumente las medidas necesarias para radicar conductas criminales que deterioran el ejercicio pleno de nuestra labor y quitan la tranquilidad de nuestra sociedad», indicó la organización en un comunicado.

«Claramente, observamos que fueron atacados por su labor profesional y como parte de la estrategia del crimen organizado para sembrar el pánico entre la población, la CIRT sostiene que los asesinatos, la desaparición y la violencia contra periodistas y trabajadores de comunicación representan la censura más extrema qué afecta la libertad de prensa», añadió la CIRT, a través del presidente del Consejo Directivo, José Antonio García Herrera.

Militares, policías estatales y municipales fueron desplegados en Ciudad Juárez para patrullar sus principales avenidas.

ESCRIBE UN COMENTARIO